La piscina de verano no podrá abrir sus puertas en Sax en época estival, al estar en marcha el proceso de reforma, necesario ante los problemas de grietas y filtraciones que sufre las instalaciones.

La piscina cubierta Antonio Barceló Marco de Sax servirá como solución para permitir el baño durante los calurosos meses de verano, y continuar con el trabajo diario de los clubes que entrenan en la misma, y de los cursillos de natación estivales para niños.

El aforo de la piscina cubierta es de 100 personas y se habilitará el espacio de esparcimiento que rodea los vasos de las piscinas de verano, que podrán ser utilizados por los usuarios, dividiéndose en parcelas para cumplir con la normativa ante COVID-19.

Tras las quejas de los vecinos, los partidos políticos de la oposición del Ayuntamiento de Sax, y los medios de comunicación, este verano la piscina de verano estará cerrada, y los usuarios de estos servicios municipales, no podrán usarla como es debido. Para solucionar este problema el consistorio sajeño propone mantener el servicio de la piscina cubierta, pero con puertas y ventanas abiertas.

Por ello se acondicionará para su próxima apertura que se prevé para el próximo fin de semana el 26 de junio y con un horario de 10:00 a 14:30 horas y de 15:30 a 20:00 horas, todos los días de la semana y estará activa con esta formula de piscina cubierta de verano hasta el 5 de septiembre.

Recordar que ya en 2019 este medio informaba de que las piscinas municipales de Sax tenían fugas de agua que podrían causar desperfectos a los terrenos colindantes, a raíz de la publicación de dicho artículo como siempre nos cayeron críticas, insultos y por descontado las malas formas del equipo de gobierno tratándonos de alarmistas, parece ser que ahora tras dos años  nos quedaremos sin piscinas de verano.

En 2020, también informábamos de que las piscinas municipales de Sax siguen perdiendo agua, con los posibles perjuicios a terceros que pueden ocasionar, y no con un articulo sino con varios más, las piscinas municipales siguen perdiendo agua, no existiendo informe técnico de las fugas y desconociéndose el posible deterioro del subsueloy seguían cayéndonos críticas, desde los palmeros del equipo de gobierno como de los mismos políticos.

Ahora parece ser que se afrontan las obras para reparar el vaso de la piscina y evitar fugas antes del verano, para que la instalación lúdica y deportiva pueda tener garantías.

Después de casi 50 años de historia las piscinas municipales de Sax, dejaran de estar al servicio de los sajeños, ya que se llevaran a cabo obras de acondicionamiento y reformas necesarias para su buena puesta en funcionamiento. Desde nuestro consistorio no han tenido tiempo de arreglar esas fugas desde que terminase la anterior temporada de verano, algo que al parecer ya viene de largo, ya que la dejadez de anteriores y actual equipos de gobierno así lo han provocado.

Y nuestra pregunta es ¿Qué culpa tiene la ciudadanía de tener una clase política, incapaz de prever algo que ya se les aviso con tiempo suficiente?.

Spread the love