Un gobierno liderado por unos políticos que miran más por su nueva incorporación a la diputación que por su mismo municipio, ejerciendo un mandato de postureo al frente del gobierno municipal, aduciendo además que la única estrategia es plegarse a la tiranía del marketing, vender mil veces supuestos logros y proyectos que nunca llegan a ser realidad.

En el ultimo pleno lo pudimos ver, un gobierno autoritario que no deja que nadie les muestre sus errores, ante una oposición casi sin argumentos que se limita a cumplir el expediente.

En este momento hace más oposición la ciudadanía, en las redes sociales y con sus preguntas en los plenos, que la misma oposición. Una verdadera pena.

En estos tres años de mandato, lo único que ha ocurrido en Sax es la prolongación de la parálisis que desde que inició el actual mandato, está haciendo de Sax una localidad casi dormitorio, donde las pocas actividades son realizadas por los colectivos y ahora a un año de las elecciones sí están apoyadas por el consistorio.

El actual gobierno o desgobierno, está siendo cada día más cooperador necesario de decisiones equivocadas que frenan el crecimiento de la localidad, son la constatación de una Sax que está descabezada, que camina sin rumbo, sin saber quién está al frente del barco y sin un proyecto claro de localidad.

Algunos ejemplos de esta deriva, caso de la movilidad, la falta de limpieza que se ha transformado en una mugre cronificada en muchas zonas de la localidad, la falta de actividades para jóvenes que derivan en los múltiples botellones en barrios y polígonos industriales que han derivado en graves problemas de inseguridad, la dejadez en la mayoría de lugares públicos que hace de nuestra localidad un pueblo con pocos atractivos, y el abandono sistemático de los más débiles que todavía tres años después no han acabado de ser atendidos debidamente.

En estos tres años ha quedado claro que nuestros políticos están solo para poner la mano a final de mes, y donde la oposición solo cumple el expediente.

Lo peor de todo esto son los palmeros que en la mayoría son votantes de un solo partido, que apoyan a ciegas todo lo que se haga sin pensar que anteriormente se ponía el grito en el cielo por cualquier bache en la calzada, o aceras en mal estado, pero ahora no ven fallos en sus gobernantes. Sí, estos gobernantes gobiernan solo para sus votantes, los demás ciudadanos importan muy poco.

 

Spread the love