Robos y derrumbes, las ruinas del proyecto de socialismo utópico en Colonia de Santa Eulàlia. Construido a finales del siglo XIX para repoblar el interior siguiendo las líneas europeas de una población, ahora sufre su abandono según denuncia Acció Ecologista.

El abandono y el deterioro de la colonia de santa Eulalia, se ha visto agraviado con el paso del tiempo por la inacción de la administración autonómica. “Al respecto, desde Acció Ecologista-Agró exigimos que se inicie un expediente para determinar si existe o no peligro de expolio en esta antigua pedanía valenciana”, informa la organización.

Construida a finales del siglo XIX entre los municipios de Sax y Villena, bajo la base del socialismo utópico, la Colonia de Santa Eulàlia vivió años muy gloriosos por la productividad de las tierras cultivadas. No obstante, con el crecimiento industrial de poblaciones de Alcoy y Elda, a partir de 1920 se desencadenó un movimiento migratorio que la convirtieron finalmente en historia.

En cuanto al estado de la colonia, informan desde Acció Ecologista,”aseguramos que es deplorable en su conjunto. De hecho, a los medios de comunicación ha sido noticia el hundimiento que han ido sufriendo los inmuebles históricos que la componen: fábrica de harinas, el robo de algún elemento patrimonial y un deterioro gradual de todo el conjunto:

Claramente, la despoblación y el paso del tiempo han contribuido a su degradación. Pero, también es cierto que con el reconocimiento de sus valores arquitectónicos, históricos y sociales después de la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) en 2016, había la esperanza que se iniciaron las medidas necesarias para restaurar y conservar la colonia. Y, por el contrario, nos hemos encontrado con la inacción de la administración, que ha contribuido -y continúa haciéndolo- a una posible pérdida del patrimonio histórico español.

Una actitud de irresponsabilidad en que, además, se ha reafirmado al personarse el Ayuntamiento de Sax y la Generalitat Valenciana, en el contencioso interpuesto por un particular para defender la integridad del conjunto. La posición de las dos administraciones, es la permanencia en la situación actual y también de la decisión que toman de no adoptar medidas para preservar la Colonia de Santa Eulalia, eludiendo claramente sus obligaciones en cuanto a la ley 16/1985”, indica en un comunicado la asociación.

Acció Ecologista – Agró considera que la situación actual es la de expolio, regulada a la ley 16/85 de 25 de junio de patrimonio histórico español, en el suyos artículos 3 y 4. En estos, se da la competencia a la administración del estado de evitar las situaciones de expolio. En esta ley se define el expolio como toda acción uno omisión que ponga en peligro de pérdida o destrucción de todos o algunos de los valores de los bienes del patrimonio histórico español.

Teniendo en cuenta la inacción del gobierno valenciano en cuanto a la real protección de este bien, consideramos que quizás se encuentra en riesgo de ser expoliado. No obstante, creemos urgente que intervenga la Administración General del Estado. Es por todo esto que, desde Acció Ecologista-Agró hemos solicitado formalmente por vía administrativa al Ministerio de Cultura y Deportes a fin de que se inicie el expediente para determinar si existe o no peligro de expolio en la colonia, y, en consecuencia, se adoptan las medidas, si fueran necesarias, para evitar su deterioro”, informan.

El espejismo televisivo

Entre 2007 y 2012 volvió el interés a estas edificaciones con el rodaje de la exitosa serie de Canal 9 L’Alqueria Blanca. Con su paralización hace una década el espacio se ha ido “degradando”, según han lamentado Acció Ecologista. De ahí que aseguren que el estado actual es “deplorable” y que muchos de los objetos de valor de esta localidad han sido robados o los propios edificios se han derrumbado.

La declaración como Bien de Interés Cultural en 2016 tendría que haber ayudado a la preservación de sus valores arquitectónicos, históricos y sociales, como recuerdan desde esta entidad. Por eso reiteran que “por el contrario, nos hemos encontrado con la inacción de la administración, que ha contribuido -y continúa haciéndolo- a una posible pérdida del patrimonio histórico español”.

Por ello, han concluido que ven “urgente” que intervenga la Administración General del Estado, por lo que el colectivo se ha dirigido al Ministerio de Cultura y Deportes para que se inicie el expediente oportuno y adoptar las medidas necesarias para evitar su deterioro.

Spread the love