Seleccionar página

El objetivo es acelerar el restablecimiento de la economía y el orden social, en la localidad de una forma compatible con la prevención de la pandemia.

Empresas del sector de la persiana, cerramientos y marroquinería de Sax, decidían el pasado lunes 16 de marzo, echar el cierre como medida de prevención ante el coronavirus, suspendiendo temporalmente la actividad laboral y dependiendo del devenir de los acontecimientos, las instrucciones marcadas desde los poderes públicos, para “contribuir a la contención” del virus, casi 2000 trabajadores de las empresas sajeñas se quedaban en casa debido al Estado de Alarma decretado por el Gobierno Español.

Desde el lunes 23 de marzo algunas de las empresas sajeñas continúan prestando servicio a sus clientes. Manteniendo la producción y el departamento comercial estará operativo, a través de las líneas telefónicas.

Desde las empresas se toman las medidas sanitarias, para proteger la salud de los trabajadores, evaluándose diariamente a fin de protegerlos y evitar contagios. La logística y la recepción de la mercancía también se mantendrán activas, ajustándose a la normativa sanitaria vigente.

Entre las medidas, se han suspendido todo tipo de reuniones y formaciones, tomando la temperatura a todo el personal diariamente. Algunos de los empleados que pueden teletrabajar desde sus casas continúan su trabajo.

Se han hecho turnos en producción para reducir el número de personas en las distintas plantas. Los empleados que con el cierre de colegios se les ha trastocado la logística doméstica y horarios, se les ha organizado horarios flexibles.

Las empresas sajeñas son el gran motor de la economía de la localidad, y que, en estos días de cierre temporal, han tenido pérdidas millonarias, pero lo principal es sin duda la seguridad de los trabajadores, que se seguirá manteniendo ahora en el trabajo, y entre todos saldremos de esta crisis.

Spread the love
Share This