El Centro de Salud de Sax ha incorporado a un nuevo enfermero rastreador, que sustituye al anterior por traslado, para seguir con la tarea de localizar a los contactos estrechos de los casos que den positivo por coronavirus.

El objetivo es evitar contagios y frenar así la posibilidad de nuevos brotes. La figura del enfermero rastreador es “fundamental” ha comentado la alcaldesa de la Villa de Sax, Laura Estevan, que ha mantenido una reunión con el nuevo sanitario y con el coordinador del centro médico, el doctor Juan José Vidal. La alcaldesa ha agradecido la labor del anterior rastreador que ha sido trasladado a otro puesto y ha deseado al nuevo “que tenga poco trabajo porque será señal de que hay pocos infectados por el virus, y en caso de haberlos que encuentre la máxima colaboración para que su trabajo sea lo más efectivo posible y se tomen las medidas necesarias”.

Hemos estado compartiendo la información sobre la incidencia de la enfermedad en nuestra población que, a día de hoy, es buena”, ha indicado la alcaldesa quien ha añadido que “no debemos relajarnos y los buenos datos deben servir de estímulo a todos los vecinos para que sigamos extremando las medidas de protección y todas las recomendaciones que nos hacen llegar las autoridades sanitarias”.

Según los datos de la Consellería de Sanidad en Sax ha habido solo un caso positivo por coronavirus en las dos últimas semanas, lo que supone un índice acumulado de 10,16 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la medida de la Comunitat Valenciana está ligeramente por debajo de los 100 casos por 100.000 habitantes.

La labor que desempeñan los rastreadores consta de varias fases. En el momento en el que salta un caso positivo comienza  su trabajo con una llamada al contagiado. Le ayudan, a través de un cuestionario pautado, a echar la vista 48 horas antes de que empezara con síntomas, desandando cada uno de sus pasos en busca de sus contactos con otras personas.  El cribado tiene factores clave: interesan los contactos estrechos, aquellos con los que el contagiado tuvo una interacción de al menos 15 minutos o en distancias menores de dos metros sin uso de elementos de protección como las mascarillas. Desde los entornos más obvios, como el familiar o laboral, hasta las visitas a la peluquería, tiendas o citas con amigos. Estos contactos tendrán que ser localizados para aislarlos durante varios días en los que se realizará un seguimiento personal por el mismo enfermero.

Desde el Ayuntamiento vamos a seguir en contacto permanente con los responsables de Salud Pública y con los sanitarios de nuestro centro de salud y estaremos atentos a cualquier evolución como lo hemos hecho desde el comienzo de la pandemia, ha subrayado Estevan.

Spread the love
Share This