La ONCE presentaba en Sax el primero de sus nuevos quioscos, un modelo más accesible para todos los agentes vendedores con discapacidad, más ecológico por la tipología de productos de construcción y sus consumos y, especialmente, con más facilidad de comunicación con el público.

Este primer quiosco fue presentado por Carlos Carrazoni, Director de la Agencia de la ONCE de Elda, la Alcaldesa de la Villa de Sax, Laura Estevan y Marian Caparrós, Concejala de Economía y Hacienda, Participación Ciudadana e Informática del Ayuntamiento de Sax, y se encuentra instalado en la calle Gran Vía 15.

Con estos nuevos quioscos, uno de los iconos de la imagen de la ONCE, cambia la imagen de esta puerta de acceso a un mundo de inclusión social para las personas con discapacidad, que cumple además con los requisitos que actualmente demanda el mercado y con aquellos relacionados con la accesibilidad universal.

Con el nuevo diseño, el quiosco de la ONCE cuenta con unas dimensiones que no sólo no obstaculizan el paso en las aceras, sino que permiten una mayor accesibilidad para la persona que ejerce la venta y también para quienes se acercan a compartir unos minutos con el agente vendedor.

Para las personas ciegas usuarias de perro guía, el nuevo quiosco cuenta con un espacio de 1.240 mm x 1.250 mm para que el perro esté tumbado en el suelo cómodamente mientras su amo trabaja. Y para quienes utilizan silla de ruedas, el modelo dispone de una rampa fija de acceso al interior del quiosco, además de que todas las zonas de exposición son accesibles para estas personas mediante una plataforma que se adecua a las necesidades de la persona.

 

Además, para mejorar el confort del vendedor, se incluye una silla ergonómica, con regulación de altura y del respaldo; ruedas, apoyabrazos y reposacabezas; y un reposapiés regulable en altura. Por otra parte, el mobiliario cuenta con cajones e, incluso, un pequeño armario para poder colgar las prendas de abrigo.

 

 

 

Spread the love
Share This