Una nueva experiencia que se lleva a cabo con docentes y alumnado de infantil, junto a la colaboración del grupo local de José Luis Herrero teatro, y el cronista oficial de la Villa.

Esperando al buen tiempo que propicia una mañana soleada, el pasado miércoles 11 de mayo de se realizaba la salida colofón de un proyecto de castillos llevado en Educación Infantil del centro educativo Alberto Sols de Sax.

Para dar un aspecto de viaje en el tiempo hacia la Edad Media desde el colegio se pusieron en contacto con Vicente Vázquez Hernández, bibliotecario y cronista oficial de la villa, para que los acompañara en esta nueva experiencia y colaborara con el grupo de José Luis Herrero Teatro de Sax para que les recibieran unos personajes de la época.

La sorpresa fue absoluta, ya que estas personas lo prepararon todo de forma misteriosa con un mensaje que nos llegó a los maestros y maestras que decía lo siguiente:

“Atentos… esta mañana, la familia de Martín, el pastor, sorprenderá a un grupo de niños/as que van a pasear por el castillo…  Se encontrarán con Martín, su hijo Pelayo, el alcaide del castillo Gonzalo y el Marqués de Villena.”

De esta manera acudían desde el colegio Alberto Sols, alumnado y docentes, a la ladera del castillo donde almorzaban en las mesas que hay instaladas en la zona de pinada para recuperar fuerzas, cuando de repente apareció un personaje que está buscando a su cabrito Lucero que se ha extraviado. Martín contaba a los asistentes, que vive por las cercanías del castillo con su mujer María y su hijo Pelayo que aparecía poco después. Viendo que los pastores están apenados porque no localizan a Lucero animaban a los invitados a seguir camino hacia arriba para ver si localizaban al cabrito.

A las puertas del castillo estaba Don Gonzalo que informó de que él vivía allí y tenía la visita del Marqués de Villena que estaba comprobando el estado de conservación de la fortaleza. Invitaron a los moradores del Colegio Alberto Sols a pasar y les mostraron las instalaciones. También contaron la leyenda de la tortuga y la dama petrificada, y en el salón más alto destinado a las dependencias del noble se representó con la colaboración de los niños/as una boda medieval.

Desde el colegio Alberto Sols “Quedamos encantados. Después tuvimos un tiempo de juego libre en contacto con la naturaleza en los entornos del castillo para luego volver a nuestro cole.

Mil gracias a todos los colaboradores”.

 

Spread the love