Los parajes del Chorrillo y la Colonia de Santa Eulalia congregaron tras dos años de inactividad pascuera, las actividades con más tradición de nuestra localidad.

Con la pandemia convertida, poco a poco, en una pesadilla con la que la sociedad tendrá todavía que aprender a convivir durante un tiempo, nuestra localidad sigue recuperando el pulso a la celebración de sus principales eventos con normalidad después de un largo periodo de restricciones que obligaron a suspender algunas de los actos más fuertemente arraigados del calendario local.

Un claro ejemplo de ello ha sido el día de La Mona que, volvió a celebrarse en las jornadas del domingo de resurrección y el lunes de pascua tras dos largos años de parón y en los parajes del Chorrillo y la colonia de Santa Eulalia.

Ha sido una edición muy especial, no sólo por el hecho de recuperar una tradición tan fuertemente vinculada a la Semana Santa, sino también porque La Mona de 2022 estrenó un photocall y la animación con juegos para niños donde se recuperaban las tradiciones mas sajeñas.

La mona de pascua que se suele comer junto a una longaniza de pascua, y cuando se llega al huevo, es tradición explotarlo en la frente de otra persona, para poder comérselo. En ocasiones el huevo actualmente puede ser de chocolate. Generalmente se adorna con anisitos de colores, que le dan un sabor especial

Como su propio nombre indica la mona se come los días de Pascua, que en Sax se denominan el día del Chorrillo, el domingo de resurrección y el lunes de pascua, como el día de la Colonia, también “el día de todo el día” que coincide con el segundo domingo de pascua, que es una de las jornadas que nos queda por celebrar.

Canción popular típica de pascuas en Sax:

“Venimos de la Colonia

y hemos merendado

algunos quisieran

lo que nos ha sobrado

nos ha sobrado un huevo

y una longaniza

un pedazo toña

¡ay Jesús qué risa.

Ja, ja, ja.

Spread the love