El cierre de la frontera británica debido al aumento de casos por la nueva cepa de coronavirus ha atrapado a miles de camioneros de toda la Unión Europea, entre ellos, Manuel Pérez, un camionero sajeño quien nos cuenta su testimonio de primera mano.

Unos 3.000 transportistas españoles están atrapados en Reino Unido, o camino del país, por las medidas de restricción al tráfico impuestas por la nueva cepa del coronavirus, Manuel Pérez, lleva ya varios días aparcado en un área de servicio a 70 kilómetros del Eurotúnel y a 85 del puerto de Dover, y de momento no puede salir de las Islas Británicas para cargar algún producto en Francia o Bélgica y emprender el camino de regreso a casa.

Manuel tenía en su ruta marcada una carga para este pasado lunes 21 de diciembre, por lo que hubiera llegado a Caudete el miércoles y en Nochebuena estaría ya en su casa, “Después de todo lo que hemos pasado durante la pandemia, del esfuerzo realizado, que no puedan pasar la Nochebuena con mi familia, es lo último que nos quedaba por ver“, comenta el camionero sajeño, “los que hayan podido salir con carga, llegarán, pero la mayoría no va a poder pasar esta noche de navidad con sus familias”.

Las autoridades estudian la posibilidad de hacer test PCR masivos entre los camioneros atrapados para agilizar su regreso. “Nos han dicho que han propuesto hacer pruebas PCR a los camioneros, pero no sabemos cómo se va a hacer, muchos de los camiones están a 30 o 40 kilómetros de distancia de un lugar donde pudieran administrársela“, lamenta el propio Manuel Pérez, “Nos sentimos abandonados”.

Entrar en Reino Unido por Francia es posible tras esperar unas colas de siete u ocho horas, pero el problema es la salida; los camiones no pueden salir de Reino Unido porque no hay transporte marítimo, “por lo que no podremos salir al menos hasta el día 23, pero creo que serán necesarios tres o cuatro días para desatascarlo todo, y cuando puedan salir lo harán vacíos, sin carga” concluye Manuel Pérez.

Spread the love