Desde el grupo municipal Socialista, queremos informar a los ciudadanos de la situación actual del bipartito que gobierna en el Ayuntamiento de Sax. 

Las pasadas elecciones, el Partido Popular PP, decidió añadir a su ya conformado equipo de gobierno, uno más. Ese añadido fue el único concejal que sacó Sax Importa ya que, como pudimos comprobar con anterioridad, tanto le ayudó en la anterior legislatura. Sin necesidad alguna de un octavo número, el equipo de Gobierno está conformado por PP y Sax Importa.

Pago de favores

Al poco tiempo, se nombra cargo de confianza al número ocho de su lista, recordando que ya son ocho concejales con dedicación exclusiva y con un coste de más de 200.000€ anuales. Pues bien, otra persona a dedo más y otro sueldo más soportado por todos los ciudadanos. 

En el último pleno celebrado el 28 de marzo, dimitía un concejal del Partido Popular que forma parte del bipartito. ¿Qué pasa entonces? Que la siguiente de la lista, pasa a formar parte del equipo de gobierno recordando que es el cargo de confianza. Jura su cargo y unos días más tarde, ¡sorpresa! Tenemos otro cargo de confianza. 

¿Quién es esta persona? Ana María Bustos, concejal de la anterior legislatura que entró por otro partido opuesto a la ideología del PP que una vez jurado/prometido el cargo, se marchó de su partido quedando como concejal no adscrita en el tripartito de la anterior legislatura. Lo que viene siendo una tránsfuga, para aclararnos. 

Nos viene una única pregunta a la mente después de todas estas confirmaciones de cadena de favores ¿Tan frágil es la barrera entre el ideal y la conveniencia, que dejas a un lado tus convicciones e ideas para aferrarte a un sueldo y una silla? 

Spread the love