Así lo anunciaba el presidente de la Comunidad Valenciana Ximo Puig, quien daba a conocer las nuevas medidas de la desescalada en las que también cae la limitación de las reuniones sociales a 10 personas.

La Villa de Sax inicia la reapertura progresiva y prudente tras meses de toque de queda y de otras restricciones por la pandemia. Desaparece, por tanto, el toque de queda de una a seis de la madrugada, en vigor desde el pasado 26 de julio. No habrá limitación en las reuniones sociales a 10 personas, como hasta ahora, y reabre el ocio nocturno con limitaciones.

En la hostelería se incrementa de seis a ocho el número de personas que pueden sentarse en la misma mesa cuando sea dentro del local, mientras que en el exterior se continuará con la restricción a una decena.

Igualmente reabre el ocio nocturno, con un 50% de aforo, sin baile ni uso de la barra para las consumiciones, y con un horario máximo de apertura hasta las tres de la madrugada. Los grandes eventos podrán reunir a un máximo de 1.500 personas en los interiores y en el exterior a 3.000.

Respecto de las competiciones deportivas de la Liga Nacional de Fútbol Profesional, la Liga de la Asociación de Clubs de Baloncesto (ACB), si se celebran en pabellones cubiertos el aforo máximo será del 40% con un límite de 4.000 personas, y en espacios abiertos el aforo se incrementa hasta el 60% con un máximo de 20.000 personas.

Estas medidas estarán en vigor hasta el 27 de septiembre. Después, en función de la evolución de la pandemia, se iniciará una segunda fase de la desescalada, que duraría dos semanas más, con menos restricciones todavía. El 9 d’Octubre, Día de la Comunidad Valenciana, se pondría fin a todas las restricciones porque para entonces se prevé que el 90% de la población valenciana esté inmunizada con la vacuna.

Spread the love
Share This