La última etapa del reinado de Fernando VII, tras el Trienio Liberal (1820-1823), es la conocida como Década Ominosa (1823-1833). Durante esos años, las comarcas del Vinalopó, además de la represión absolutista, se vieron afectadas por cuadrillas de bandoleros. ​Si a esta grave situación de inseguridad sumamos una serie de malas cosechas debidas a las inclemencias meteorológicas, como pedriscos y fuertes heladas, en una sociedad agraria tradicional los efectos se traducían en hambre, miseria y desesperación.

​Bernardo Herrero, en su libro “Castelar. Su infancia y su último año de vida”, deja testimonio de esa etapa:​“… allá por los años 1825 al 30, tuvieron que abandonar aquellas tierras, por serles imposible vivir en ellas con las partidas de ladrones que pululaban por la provincia desde la terminación de la guerra de la independencia, que teniendo sus guaridas en la sierra de Crevillente, traían amedrentados en sus correrías a los pobres moradores del campo, con sus frecuentes secuestros y exacciones…·.

​Para luchar contra los bandoleros, pero también para perseguir a los liberales, Fernando VII organizó una milicia, el Cuerpo de Voluntarios Realistas, por orden de 10 de junio de 1823. Fernando VII desconfiaba del ejército español, ya que había jurado la constitución en la época anterior y había apoyado la sublevación de Riego.

​Uno de los lugares donde los bandoleros llevaban a cabo sus robos era La Torreta, en el camino entre Sax y Elda, como podemos comprobar en las cuentas de propios de 1827: “… Setenta y dos reales entregados a D. José León Torreblanca para satisfacer a diez y ocho individuos del cuerpo de Voluntarios Realistas de esta Villa de su mando en la salida que hicieron al punto de La Torreta, de orden de esta Real Justicia a perseguir los ladrones que estaban robando en aquel punto como consta de la libranza y recibo”.

El paraje de La Torreta debe su nombre a la torre medieval, ordenada construir a finales del siglo XIV por Pedro IV de Aragón, donde dos soldados vigilaban el citado camino del asalto de los bandidos y malhechores a los viajeros.

Spread the love