En éstos últimos días hemos tenido contacto con padres de alumnos del Instituto Pascual Carrión. De igual forma que puede haber padres que sean favorables a hacer la fiesta de graduación en un espacio público (Parque de los Príncipes) con consumo de alcohol, más allá de cerveza, dónde los menores de edad no fueron casos aislados, también hay padres que consideran que con la misma seriedad y responsabilidad que la Conselleria de educación impide ésta actividad con éste condicionante de riesgo, nuestro equipo de gobierno local, debería haber valorado de forma menos impulsiva facilitar y fomentar dicha actividad.

Entendemos las posibles presiones particulares e intereses políticos de riesgo que haya podido tener. El haber cedido crea precedente con el consiguiente riesgo.

Desde 03630, ningún político que ocupe la responsabilidad de gobierno, en circunstancias similares, nunca debe ceder a intereses particulares, ya que no dignifica el grado de responsabilidad por el que los ciudadanos nos han elegido.

En una actividad así, debe de predominar desde la institución pública (tan sería como la Conselleria) como es nuestro ayuntamiento, la responsabilidad más absoluta, evitando así riesgos hacía un sector de población vulnerable como son los jóvenes.

Sra. Alcaldesa, para el grupo de trabajo de 03630, usted en su ámbito particular, organizar en sus espacios privados algo parecido, por nuestra parte, NADA hay que decir, como primera autoridad, ceder espacio público, apoyar y fomentar dicha actividad, es una decisión ligada a una grave irresponsabilidad fruto a sus decisiones impulsivas a las que ya nos tiene acostumbrados. No todo vale por conseguir un puñado de votos, las consecuencias pueden ser muy grave.

Spread the love