La presidenta de COVAPA, Sonia Terrero, junto al presidente de la FAPA Gabriel Miró de Alicante, Julián Navarro y su coordinadora autonómica de Educación Especial, María José Sánchez, han llevado a cabo con el AMPA del CEE Gargasindi de Calpe, representada por su presidenta Cristina Miranda y vocal Antoni Lledó, presidenta y vicepresidente a su vez de la Asociación Integra de la Marina Baixa, el inicio del plan de acciones a emprender en defensa del incumplimiento de la normativa de inclusión en todo el territorio de la Comunidad Valenciana.

Ante la información recibida por el AMPA y la evaluación de las necesidades de este municipio, consideramos una completa violación de derechos fundamentales que tanto el Conseller Vicent Marzá como la Directora General de Inclusión, Raquel Andrés están consintiendo.

Nos parece una vergüenza la desatención total que padecen 72 niños en un centro educativo provisional, -incumpliendo la propia Ley de Accesibilidad que exigen a todos los ciudadanos-, mientras ubican a estos alumnos en un centro con una altura de 3 plantas sin ascensor ni rampas de acceso, además de las condiciones infrahumanas a las que están sometiendo a estos alumnos, que llevan 2 años sufriendo graves negligencias por parte de las administraciones públicas llegando incluso al límite de disponer de dos aseos para toda la comunidad educativa, careciendo en algunos casos de las condiciones higiénicas necesarias.

Es inadmisible que los niños y jóvenes más vulnerables, que requieren de la máxima atención y dotación de recursos, sean injustamente los que estén siendo asistidos en peores condiciones.

Emprenderemos todas las acciones oportunas para que los responsables de esta situación adopten una solución de carácter urgente a esta grave situación.

Spread the love