Una actuación de la Guardia Civil en El Moralet ha terminado con un agente del área de Investigación en la UCI con un coágulo en la cabeza del que ha tenido que ser operado. El agente fue arrastrado por un coche varios metros y en la caída sufrió un fuerte traumatismo en la cabeza, del que esperamos se recupere pronto.

Otra agresión más a un guardia civil sin que en el ministerio del Interior ni en el Ejecutivo nadie tome la decisión de adoptar las medidas necesarias para proteger la integridad de los miembros de la Guardia Civil. Las exigencias que AEGC vienen planteando desde hace años no son insignificancias. El incremento de agresiones a guardias civiles registrado en los últimos años nos ha llevado, entre otras casas, a exigir al ejecutivo un cambio urgente en la legislación para proteger jurídicamente a los integrantes de este Cuerpo policial. Desde nuestra Asociación venimos EXIGIENDO que se nos deje de considerar agentes de autoridad, cuyas penas son irrisorias, y se nos de la misma consideración que si tienen por ejemplo los señores y las señoras diputadas, los médicos o los profesores. En AEGC no entendemos que aún tengamos que seguir reclamando este cambio cuando la estadística nos da la razón: cada año las agresiones van en aumento y el motivo es que los agresores consideran que les sale barato agredirnos. Tampoco entendemos que nuestra profesión no sea de riesgo, un sinsentido si tenemos en cuenta que venimos de 50 años de dictadura del terrorismo de ETA donde fuimos los guardias y policías los que más compañeros enterramos.

Además de no contar con la consideración de AUTORIDAD y PROFESIÓN DE RIESGO los agentes tampoco tenemos un protocolo de actuación ante las diferentes agresiones. Como venimos denunciando desde AEGC los agentes no podemos actuar de igual forma cuando somos agredidos por una o varias personas que se resisten violentamente siendo conscientes de sus actos o cuando el que nos agrede no se encuentra en plenitud de facultades mentales por el consumo de sustancias estupefacientes, alcohol o por tener mermadas sus facultades por enfermedad. Los materiales, la fuerza empleada que deben emplearse en una situación y en otra no son iguales, pero en los dos casos la integridad física del agente debe estar garantizada, algo que no ocurre en la actualidad. Una falta de protocolo que nos deja sin protección jurídica e institucional, quedando indefensos ante cualquier denuncia por parte de los agresores.

Pero además es que los guardias civiles tienen que salir a la calle sin el material necesario, seguimos careciendo pistolas tasser y los chalecos siguen siendo comunitarios. Además venimos sufriendo un déficit de personal que indudablemente influye en la calidad del servicio que se presta y en la seguridad personal de los agentes ya que no cuentan con el apoyo de compañeros ante situaciones de riesgo. AUTORIDAD, PROFESIÓN DE RIESGO, PROTOCOLO y MÁS MATERIAL, carencias con las que los guardias civiles tienen que salir cada día a la calle a prestar servicio a la ciudadanía sin que hasta la fecha ningún ministro del Interior ni ningún gobierno hayan tomado medidas para impedir la inseguridad en la que se ven, como si les importara poco o nada la integridad física de los agentes.

En AEGC ya no estamos para peticiones, tiempo ha habido para solucionar la gravedad de este problema, estamos en tiempo de EXIGIR porque el incremento de las agresiones que venimos sufriendo ya no admite más demoras y además las soluciones no hay que buscarlas porque ya se conocen y si no se toman las medidas es por dejadez de los responsables o, peor, porque nuestras vidas no les importan. Hoy un compañero está en la UCI luchando por salir adelante. Ya no es tiempo de espera, la próxima agresión podría no tener marcha atrás.

Spread the love