Una nueva referencia sobre esclavos en Sax la hallamos en el siglo XVII, en 1661 (el anterior esclavo conocido es de 1756, en el Catastro de Ensenada).

El fenómeno de la esclavitud fue definido en 1652 por Pedro Melgarejo como “el estado más miserable del hombre”. La esclavitud no fue exclusiva del mundo antiguo. Pervivió durante la Edad Media y se reactivó en la Moderna, sobre todo a raíz de los descubrimientos portugueses y españoles en África y en el Nuevo Mundo, con el subsiguiente mercado y explotación de mano de obra esclava.

​Un documento del Archivo Municipal de Sax, de 22 de agosto de 1661, nos habla de “prender un esclavo de las señas siguientes: De edad de 35 años poco más o menos nombrado Amet. De color de membrillo cocho claro. Con una señal entre las dos cexas. Una oreja agujereada con zarcillo, alto de cuerpo, y tiene en la ingle una señal de herida que a poco que está curada”.

​El color de “membrillo cocho claro” se refiere al color del membrillo cocido, pero no muy oscuro. La documentación sobre esclavos de los siglos XV al XVII nos indica que cuando las descripciones hablan del color “membrillo cocho” pueden pertenecer a esclavos berberiscos.

​En este caso puede ser así, pues su nombre, Amet, así lo sugiere. Como vemos, entre los datos que habitualmente contienen los documentos suele recogerse una sucinta descripción física que ilumina sobre su aspecto, color de la piel y, lo que resulta más llamativo, sobre las marcas identificativas.

​En este caso, vemos una señal entre las cejas, un zarcillo en la oreja y una herida en la ingle, recién curada. Esta referencia a la herida puede ser la causa de que el esclavo huyera, por sufrir malos tratos, escapándose del domicilio y convirtiéndose en fugitivo, y le llegara al alcalde, Jusepe Bordera, el aviso de prenderlo, como vemos en el documento:

“Y anssi lo ottorgaron siendo testigos Francisco Ellín, Bernardo Ortín, Matías Dijar, regidores de Sax por los otorgantes que lo firmaron, a quien yo, el licenciado escribano doi fee conozco. Pedro Ochoa. Matías Ivorra. Pedro Carrión. Jusepe Ellín. Cristóbal Valdés Valera”.

Spread the love