Seleccionar página

A través de un comunicado desde Tanatorio Sax, se cierran las salas de velatorio de cadáveres y las celebraciones laicas y religiosas, para todos los casos de fallecidos.

Desde la empresa de Tanatorio Sax se adoptan medidas especiales de carácter preventivo en velatorios para limitar la propagación y el contagio por el Covid-19 en la localidad. Ante las recomendaciones emitidas por la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Sanidad se amplía la prohibición en velatorios, quedan suspendidos en todos los casos.

Los tanatorios en su mayoría presentan una alta asistencia de familiares y allegados que podrían difundir y propagar el virus, por ello, con esta medida se pretende evitar un mayor número de contagios entre familiares y profesionales que participan en el servicio.

En este sentido, desde Tanatorio Sax, se ha decidido que “las salas velatorias permanecerán cerradas, durante el periodo que dure esta situación excepcional, para evitar focos de contagio, en la práctica totalidad de los casos” reconoce el portavoz de la empresa.

Son medidas higiénicas extremas. Todo el material empleado solo se puede utilizar una vez. Luego se destruye”, explica Andrés Payá, gerente de Tanatorio Sax. “El cuerpo se mete en una cámara frigorífica aislada hasta que se entierra o se incinera. Después, se somete toda la zona a una desinfección a fondo, al igual que los vehículos utilizados en el transporte”.

 

 

Spread the love
Share This