La Fundación Dfa ha celebrado la ceremonia de entrega de los Premios Zangalleta en la Sala de la Corona del Edificio Pignatelli de Zaragoza.

Los premios reconocen la labor de personas y organizaciones en torno a la normalización y los derechos de las personas con discapacidad.

El Centro de Atención Integral COCEMFE de Petrer (Alicante), la Residencia de Apoyo Extenso COCEMFE de Cáceres, Código Arquitectura, Mercado Central de Zaragoza y José Antonio Barrios han sido galardonados con el Premio Zangalleta 2021 de Fundación Dfa (Aragón).

La entidad celebró el 1 de diciembre de 2021 la XXVI edición de estos premios que se entregan anualmente en reconocimiento de la labor de personas, colectivos o instituciones por los derechos de las personas con discapacidad, la superación de barreras sociales y arquitectónicas y la inclusión social.

La Sala de la Corona del Edificio Pignatelli ha acogido esta ceremonia en la que Marta Valencia, presidenta de Fundación Dfa, ha querido comenzar agradeciendo a todas las personas su presencia y destacando «todas las barreras que somos capaces de derribar y que, cuando nos unimos, demostramos que somos una fuerza transformadora».

Lourdes Funes, periodista de Onda Cero Zaragoza, ha sido la encargada de conducir esta entrega de premios que ha comenzado con el discurso inaugural de la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón. María Victoria Broto ha destacado que «tras 26 años, el nombre de estos premios, “Zangalleta”, os sigue representando. Representa el aceptar, el superar y, de alguna manera, reírse de la dificultad». Y añadió que, en estos meses tan duros, desde la fundación se ha trabajado «como siempre, desde el consenso y el diálogo, reconociendo lo que se hace bien y reivindicando lo que se tiene que hacer mejor».

La consejera ha sido la encargada de entregar el primer galardón de la ceremonia, a Fernando Egido, Blas Miguel Mataix, Julián Álvarez, y José Luis Bravo, representantes de Centro de Atención Integral COCEMFE de Petrer (Alicante) y Residencia de Apoyo Extenso COCEMFE de Cáceres. La directora de los Centros Asistenciales de Dfa, Pilar Pérez, ha dedicado unas palabras a estos centros con las que las residencias de la fundación realizan un programa anual de intercambio, destacando que este intercambio, donde han participado más de 50 personas, ha permitido «conocer otras ciudades, descubrir otros centros y hacer nuevas amistades… que no se hubieran podido realizar de otra manera».

Fernando Egido, en nombre del CAI COCEMFE Alicante, reclamó «las ganas de retomar este programa de intercambio, esperando que otras residencias se “contagien”». Por su parte, desde RAE Cocemfe Cáceres, Julián Álvarez, destacó que, durante los intercambios, «los centros nos volcamos en hacer que personas de otra comunidad se sintiesen como en su casa. La pandemia ha dejado al descubierto que este programa era una necesidad imperante. En nuestros centros solo nos preguntan ¿cuándo podremos volver?».

El director general de Fundación Dfa, Luis Molina, ha sido el encargado de loar a Código Arquitectura, premiada por el proyecto de construcción del edificio Josemi Monserrate, del que destacó que, a pesar de haber sido un proyecto difícil y haberse enfrentado a muchos problemas, es «un espacio luminoso, cálido, acogedor, accesible, sostenible y eficiente. Cuando entramos, vemos colorido, amplitud, diversidad, modernidad, naturalidad y sobre todo, mucha vida».

Por su parte, en nombre de Código Arquitectura, Miguel Colmenares ha recogido el galardón entregado por el consejero de Acción Social y Familia del Ayuntamiento de Zaragoza, Ángel Lorén. Miguel Colmenares destacó que su labor incluye «intentar que la vida dentro de este edificio sea la mejor posible: que no haya barreras, que haya luminosidad, con un ambiente ordenado que permita las mejores condiciones de todas las personas que viven en él».

A continuación, Carmen Herrarte, consejera de Economía, Innovación y Empleo del Ayuntamiento de Zaragoza, ha recogido el premio para el Mercado Central de la ciudad, entregado por Rosa María Serrano, delegada del Gobierno en Aragón. Este galardón reconoce la especial atención que se ha prestado a la accesibilidad en la reforma integral del Mercado Central. En palabras de Gemma Usieto, técnico en accesibilidad de Fundación Dfa, destacó que «durante más de 100 años, miles de personas no pudieron acceder a comprar al mercado por sus barreras. Con la última reforma, el mercado ha mejorado mucho y en muchos sentidos: ha mejorado la visibilidad, el servicio y el espíritu humano, ha mejorado, y en qué manera, la accesibilidad para todos los ciudadanos». Carmen Herrarte, al recoger el premio, añadió que el Mercado Central sigue teniendo «nuestra oferta, nuestra identidad cultural, nuestras generaciones de detallistas, con un plus: ahora es accesible a todas las personas».

Finalmente, José Antonio Barrios, escultor y autor de la propia estatuilla, ha recogido el galardón de la mano de la presidenta de Fundación Dfa, Marta Valencia. Un premio «a un artista reconocido más allá de nuestras fronteras del que queremos reconocer tanto su faceta artística como la humana y solidaria», ha expresado Juan Carlos Castro, secretario del Patronato de la fundación. El propio escultor agradeció este premio por «todo lo que significa para mí y del que me siento muy orgulloso».

En esta ocasión, se entregaban los premios 20-21, ya que la ceremonia del pasado año tuvo que ser suspendida por la pandemia sanitaria. Marta Valencia ha clausurado esta gala llena de emoción y, aprovechando la cercanía del 3 de diciembre, Día Internacional de las Personas con Discapacidad, ha querido reivindicar que «muchas personas nos sentimos como un iceberg del que solo se ve una pequeña parte, la discapacidad, escondiendo en un mar de prejuicios y estereotipos a la persona que somos en plenitud e impidiendo que nos mostremos y nos perciban tal cual somos. Y queremos visibilizar todas nuestras capacidades, no solo un día sino todos los días del año».

Spread the love