El 5 de agosto de 1898 llegaron las aguas de los pozos artesianos de Sax a la ciudad de Alicante. Este acontecimiento tuvo un largo proceso de gestación, que arranca con la apertura de pozos artesianos en Sax en 1871, y la creación de la sociedad “Canal de Alicante” ese mismo año para llevar estas aguas a la capital para abastecer a su población.

Según Esteban Sánchez “…dichos trabajos fueron encomendados a D. Martín Requena, que alumbró dos pozos, con un manantial aproximadamente de 35 litros por segundo…”.

Las obras fueron paralizadas por el Gobierno Civil en 1872, de acuerdo con la Ley de Aguas de 1866, y diversos intentos en los veinte años siguientes por culminar esta empresa no dieron resultado, hasta que se hizo cargo de la empresa la compañía belga “Societé des Eaux d`Alicante”.

La decidida oposición de los pueblos afectados por la posible merma de sus recursos hídricos, Sax, Elda, Novelda y Elche, al proyecto de la sociedad “Canal de Alicante”, consiguió que el Gobernador Civil paralizase dichos pozos en septiembre de 1872. El historiador eldense Lamberto Amat, secretario de la comisión formada por los citados municipios, creyó que el problema había finalizado, y así lo escribió en su “Historia de Elda” (1875), donde realiza un pormenorizado estudio de los hechos: “… no extrañaríamos que aún diera algún chispazo, pero no creemos que nunca pueda llevarse a cabo el proyecto”.

​La prensa alicantina de la época se enzarzó en una polémica a partir de la paralización de los pozos en septiembre de 1872, acusando de maniobras políticas a los pueblos afectados, llegando en ocasiones a acusaciones particulares a las autoridades políticas (al alcalde de Sax, D. Joaquín Antonio Valdés Pérez y a su hermano, D. Juan José Valdés, diputado provincial por el distrito de Villena) y a los miembros de la comisión de los pueblos afectados, por lo que Lamberto Amat editó un folleto de tres páginas el 13 de junio de 1873 para explicar el punto de vista de los pueblos de Sax, Elda, Novelda y Elche, en la cuestión de riegos con la sociedad “Canal de Alicante”.

Spread the love