Tras varios siglos de guerras, incuria y abandono, el Castillo de Sax se encontraba en una situación crítica a comienzos de la década de 1960. Sin embargo, a partir del 16 de octubre de 1965, con el nombramiento de Joaquín Barceló Verdú como alcalde de Sax, y el decidido apoyo del Grupo de Amigos de los Castillos de Sax, liderado por Antonio Estevan Pérez, se inició el proceso de restauración.

​La primera evidencia la tenemos el 11 de abril de 1966, cuando se inaugura el camino de acceso al Castillo en la vertiente septentrional, se dota al edificio de agua potable y luz eléctrica y se repuebla con pinos la Peña en la cara norte.

​Ese mismo año se aprueba un proyecto de obras en el Castillo de Sax, por el arquitecto don Alejandro Ferrant Vázquez, por un importe de 249.959 pesetas.

​La segunda fase de las obras de restauración del Castillo comienza el 1 de abril de 1967. El diario Información, el 5 de mayo, se hace eco de la noticia del inicio de la restauración del castillo roquero con “…la reconstrucción de las almenas, desaparecidas algunas y otras en mal estado. Es posible que pronto se cuente con la autorización y subvención consiguiente para que la restauración, si no total, abarque buena parte de ella…”.

​Las obras finalizan el 19 de agosto, como vemos en “De Cabildo a Cabildo”: “Terminan las obras de restauración del Castillo en su segunda fase, despidiéndose a todos los obreros y técnicos con una comida de amistad presidida por el señor Presidente de la Asociación Local de Amigos de los Castillos, don Antonio Estevan Pérez. Las obras han quedado de acuerdo con el estilo del Castillo y el peligro de derrumbamiento ha desaparecido totalmente, tanto de la gran torre como del muro que da vistas al pueblo”.

El 16 de septiembre, “se celebró Misa de campaña en el Castillo, siendo bendecidas las nuevas obras por el señor Cura Párroco, izándose la Bandera Nacional en la Torre Homenaje”.

Los esfuerzos y trabajos en las obras del Castillo dieron sus frutos el 5 de diciembre de 1969, cuando el Consejo de Ministros acordó ceder al Ayuntamiento de Sax su propiedad.

Spread the love