Como ocurre en toda la demarcación de la Guardia Civil el problema de falta de efectivos está pasando factura a la población a la que debemos prestar servicio. En Alicante, como venimos denunciando desde AEGC, este problema ha llegado a ya a una situación extrema ya que en sus distintas demarcaciones cuesta ver a más de una patrulla de seguridad ciudadana. Por lo que aumenta considerablemente la capacidad de respuesta y hablamos de una de las provincias con mayor índice de delitos, que en verano multiplica su población por dos y por tres en muchas de sus localidades turísticas. Una provincia que también tiene muchos kilómetros de montaña, con peores accesos lo que hace necesario que salgan más de una patrulla para poder cubrir toda la demarcación, algo que no puede hacerse por la falta de personal.

Esta falta de efectivos también afecta a los puestos principales, que deben ocuparse de sus demarcaciones y además servir de apoyo a aquellos que solo dan servicio de 8 a 14 horas y que tienen tan pocos efectivos que ni haciendo núcleos son capaces de cubrir sus localidades, que en muchas ocasiones son unos 300 kilómetros y más de 20 localidades.

A este problema de falta de efectivos hemos de sumar el mal estado en el que se encuentran los vehículos oficiales y las condiciones de las carreteras que conectan los diferentes pueblos de la zona. Lo que hace que para llegar de un extremo de la demarcación a otro pueda tardarse más de una hora en ir y otra en volver, dejando al resto de municipios sin patrulla ante un aviso de urgencia o auxilio.

Tráfico no se escapa a este problema de falta de plantilla. Una especialidad que antes estaba muy solicitada no vive ahora sus mejores horas, como puede comprobarse en el subsector donde cada vez es más habitual un solo equipo de atestados PARA TODA LA PROVINCIA.  Un ejemplo fue el pasado 1 de enero, en el que por la mañana en un día tan especial y complicado, solo había UNA PATRULLA DE ATESTADOS PARA ATENDER TODO ALICANTE CAPITAL, MUNICIPIOS LIMÍTROFES GRANDES COMO SAN JUAN, SANTA POLA ETC , TODA LA DEMARCACIÓN DE LOS DESTACAMENTOS DE VILLENA, ALCOY Y TAMBIEN BENIDORM. La situación, lejos de mejorar ha empeorado como decimos (Hablamos de casos de solo dos agentes para toda la provincia)

Otro problema que venimos denunciando es el de los calabozos. Un ejemplo es el núcleo operativo Muro-Cocentaina, perteneciente al partido judicial de Alcoy. Aquí solo el Puesto de Cocentaina tiene calabozo pero como solo abre en horario de oficina, cuando en el puesto de Muro hay un detenido violento no se puede instruir diligencias con seguridad teniendo que trasladar al detenido directamente a Ibi para su ingreso en calabozo. Esto supone que la patrulla tenga que desplazarse aún más kilómetros y dejar su demarcación sin servicio. Pero el problema es más grave porque los Letrados de Guardia de Alcoy NO se desplazan al partido judicial de Ibi lo que implica que de nuevo la patrulla tiene que volver a Ibi a por el detenido para llevarlo ante el juez. Otro desplazamiento más que deja sin patrulla la demarcación.

Spread the love