Firme en su compromiso por proteger el entorno y favorecer la movilidad sostenible, la Diputación de Alicante destinará en 2022 un total de 1,5 millones de euros a la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los municipios del territorio.

La institución provincial ha creado por primera vez este año este importante paquete de ayudas, dirigido a localidades de hasta 50.000 habitantes y cuyo plazo de presentación de solicitudes ya está abierto y finaliza el próximo 15 de junio.

La Diputación de Alicante lleva años apostando por la movilidad eléctrica, consciente de su eficiencia y de sus múltiples beneficios, tanto económicos, como para nuestro entorno natural, ya que el uso de este tipo de transporte conlleva un importante ahorro en combustible y contribuye notablemente a combatir el cambio climático y a reducir la contaminación atmosférica“, ha señalado el diputado responsable del área, Miguel Ángel Sánchez.

Los sistemas de recarga se clasificarán, según su potencia, de la siguiente forma: vinculado (inferior a 7KW), convencional (igual o superior a 7KW e inferior a 15KW), semi-rápida (igual o superior a 15KW e inferior a 40KW), rápida (igual o superior a 40KW e inferior a 100KW) y ultra rápida (igual o superior a 100KW).

Esta inversión se suma a los más de 4,7 millones de euros que la institución provincial ha destinado para dotar a los ayuntamientos del territorio de vehículos eléctricos, una acción de la que se han beneficiado 122 municipios de menos de 50.000 habitantes y que ha permitido el suministro de 171 coches y camionetas.

Estos 6,2 millones de euros constituyen la partida económica en materia medioambiental más relevante de esta legislatura y de los últimos años de la Diputación“, ha concluido Sánchez.

Spread the love