Entre los proyectos ilustrados en los que participaban con su aportación los Bienes de Propios de los pueblos del Reino de Murcia figuran las investigaciones del “Médico Cabanellas”, como aparece en los documentos.

​Miguel José Cabanellas Cladera nació en Sa Pobla (Mallorca) en 1760, y falleció en Madrid en 1830. Tras finalizar sus estudios de cirujano, viajó con la Real Armada a Sudámerica, donde permaneció tres años. Al regresar a la Península vivió, entre 1789 y 1791, en Mallorca, obteniendo el grado de bachiller y doctor en Medicina por la universidad mallorquina. Marchó, después, primero a Cartagena, y después a Madrid.

Tras una estancia de cuatro años en la capital, le fue concedida, en 1798, la plaza de médico del Real Hospital de Cartagena. En 1800, a raíz de la epidemia amarilla que azotó Cádiz y Sevilla, fue comisionado como ayudante en la capital andaluza, desde volvió al hospital de Cartagena y empezó su vida de publicista y divulgador de la lucha contras epidemias como la fiebre amarilla y en defensa de la vacuna.

En 1804, durante una nueva epidemia de fiebre amarilla, le fue encargado el lazareto de San José Extramuros. Al finalizar la epidemia, fue premiado con el nombramiento de inspector general de epidemias, contagios, lazaretos, enterramientos y cementerios de los reinos de Murcia y Valencia.

Por orden de Carlos IV, desde 1805, los pueblos del Reino de Murcia debían satisfacer una pensión de ocho mil reales al Médico Cabanellas, por los méritos que “ha contraído en la Epidemia de Cartagena, es su Real voluntad que por los Propios y Arbitrios de los Pueblos de esta Provincia se le satisfaga la pensión de 8000 reales anuales”.

El gasto del “médico Cabanellas” en los bienes de propios municipales continuaron en el Reino de Murcia durante el reinado de Fernando VII, constatándose en el archivo municipal durante toda la década de 1820. Por ejemplo, en las cuentas de 1827 aparece la siguiente anotación: “Doy en data ciento diez y ocho reales entregados por la pensión del Inspector de Epidemias”.

Spread the love