El estado ruinoso en el que se encuentra uno de los edificios principales del conjunto histórico de la Colonia Agrícola de Santa Eulalia, hizo que el pasado sábado se desplomara el muro principal de la Alcoholera sobre el parque.

La Colonia de Santa Eulalia, ubicada en término municipal de Sax, es un gran conjunto patrimonial declarado desde 2016 como BIC (Bien de Interés Cultural) que se encuentra en grave estado de peligro por ruina y abandono, una utopía construida a finales del siglo XIX y que necesita de una actuación urgente.

Proyectos para la puesta en valor del patrimonio de la Colonia de Santa Eulalia se han presentado muchos a las instituciones pertinentes, también han aparecido en distintas publicaciones. A pesar de esto, el complejo patrimonial se encuentra en peligro, tanto por distintas acciones, privadas la mayoría, pero también por el desinterés hacia este gran patrimonio que tantos beneficios podría traer a Sax.

El singular edificio que albergaba la alcoholera La Unión, en pleno corazón de La Colonia de Santa Eulalia, ha comenzado a derrumbarse posiblemente por la grieta y el abombamiento que va creciendo cada día. El pasado sábado 22 de mayo de 2021 la Colonia de Santa Eulalia, veía desaparecer de su historia parte de este emblemático edificio.

El deterioro y el abandono prolongado durante décadas ha propiciado el derrumbe de la parte superior del edificio, que ya sufrió un primer colapso en mayo de 2010 sin que, afortunadamente, se produjeran daños personales.

Once años después la situación se ha agravado con la aparición de generosas grietas que se abren camino por la fachada y amenazan la estabilidad de los gruesos muros, que son los últimos vestigios que se mantienen en pie de la histórica fábrica de coñac Santa Eulalia, uno de los licores más apreciados en la España previa a la Guerra Civil y que dejó de elaborarse en los albores de la contienda, en el año1936.

La alcoholera de esta pintoresca pedanía situada entre los términos de Sax y Villena se comenzó a construir a finales del siglo XIX, dando forma a un edificio de gran altura que se erige dominante sobre la plaza de la ermita de Santa Eulalia. Su chimenea cuadrangular, adosada a la antigua bodega de esta ciudadela declarada Colonia Agrícola de Primera Clase en el año 1887, le confiere un aspecto peculiar que está sucumbiendo, de forma lenta pero progresiva, ante las inclemencias del tiempo y la falta de medidas de protección y conservación.

Las diferentes Corporaciones municipales que han pasado por el Ayuntamiento de Sax han intentado frenar el proceso de degradación que sufre La Colonia, siempre con palabras, pero los hechos son otros, un conjunto patrimonial de gran valor histórico, artístico y cultural surgido en el marco del socialismo utópico que lleva camino de desaparecer en pocos años si nadie lo evita.

 

 

Spread the love