El concejal José Martínez, de Fiestas en honor a San Blas, ha convocado una reunión el próximo lunes 12 de octubre, para decidir sobre la celebración del Cabildo 2020 y las fiestas patronales de Moros y Cristianos 2021.

La reunión tendrá lugar en la Sala Polivalente del Auditorio Municipal, y acudirán miembros de la Mayordomía de San Blas, los presidentes de cada una de las ocho comparsas que componen la fiesta de San Blas, así como la totalidad de los concejales que componen el Ayuntamiento de Sax.

La Mayordomía ya se reunió en asamblea el pasado sábado, 3 de octubre, donde sólo trataron los puntos del orden del día de la asamblea que no se pudo celebrar en el mes de mayo. En dicha reunión a la que acudía, el concejal de Fiestas en honor a San Blas, José Martínez y la Alcaldesa de la Villa de Sax, Laura Estevan, la misma primera edil transmitió la decisión de realizar esta reunión, para el lunes 12 de octubre.

Esta cita tendrá lugar con el objetivo de tomar la decisión de la celebración, tanto del Cabildo de este 2020, como de las Fiestas de San Blas 2021, del 1 al 5 de febrero, y darla tras tomar el acuerdo, a conocer a festeros y vecinos de Sax.

Las fiestas de Moros y Cristianos de Sax, las primeras del calendario festero, son fiestas patronales, por lo que el Ayuntamiento es la entidad que tiene que tomar la decisión sobre la celebración estos festejos.

Desde el consistorio, tienen intención que dicha decisión sea consensuada con la Mayordomía de San Blas, organizadora de los Moros y Cristianos, las comparsas y la Parroquia de Sax.

A menos de cuatro meses de la celebración, y ante la ausencia de noticias confirmadas, el Ayuntamiento quiere acabar con la incertidumbre y anunciar cuanto antes una decisión definitiva a los vecinos.

Estamos ante una nueva epidemia y en estos difíciles momentos todos tenemos en mente a San Blas, una devoción por el patrón sigue intacta. Con más motivo en esta situación que saldremos más fortalecidos.

Las fiestas de Moros y Cristianos tienen su origen en 1627, cuando los sajeños prometieron en votos solemnes celebrar “desde ahora y para siempre” la festividad del día del citado santo, el 3 de febrero, para demostrarle su devoción y agradecimiento por haberles librado de una epidemia de “garrotillo”, una de las variedades de la difteria.

Aquel acuerdo que en pocos años cumplirá sus cuatrocientos aniversarios, fue ratificado entonces en un Cabildo abierto, celebrado en la parroquia, donde todo el pueblo se comprometió con dichos votos. Desde esa fecha, a San Blas, a quien ya se tenía gran devoción en el siglo XVI por la reliquia que tenía el pueblo, se le dedicaron las fiestas.

El juramento de 1627 se renueva todos los años mediante un Cabildo abierto el “último día feriado del año”, el 26 de diciembre, donde se presentan las cuentas y los presupuestos ante el pueblo, y fue declarado Bien de Interés Cultural Inmaterial a finales de 2018.

Spread the love
Share This