La impresionante cabeza de león tallada que se situaba sobre el buzón de la oficina de “Administración de la Colonia de Santa Eulalia” no volverá a contemplar más celebraciones.

Y es que como por arte de magia ha desaparecido para siempre, como lo harán el resto de elementos artísticos y arquitectónicos de este valiosísimo patrimonio cultural mientras en las redes sociales hablamos, debatimos, publicamos… y somos engañados una vez más por nuestras administraciones.

Hace unos días Sax celebraba la festividad de San Eulalia, sin las actividades de rigor, en la pequeña aldea declarada Bien de Interés Cultural desde 2016, y en que nuestro consistorio nos dejaba huérfanos de esta festividad al suspenderla, junto a otras grandes tradiciones de la localidad.

La Plataforma Colonia Santa Eulalia, nos hacía llegar un comunicado.

Se llama desidia, así es como se calificaría el poco cuidado por parte de los Ayuntamientos de Sax y Villena hacia la Colonia Santa Eulalia.

Se llevan Santa Eulalia a trozos, se llevan nuestro patrimonio por lo tanto los ayuntamientos son los responsables directos. Basta de tanta desidia. La plataforma cultural por la salvaguardia y conservación del Teatro Cervantes de la colonia Santa Eulalia escribimos y mandamos varias cartas a ayuntamientos solicitando más vigilancia desde hace años y ahora se llevaron el León del Palacio: sabéis lo que tuvieron que picar para sacarlo. El tiempo que emplearon para ello. ¿Y no pasó nadie? ¿No se oyó nada? Se cierran los edificios y los abren, rompen candados, tiran muros levantados para cerrarlos y cuidarlos, se llevan suelos, cables, puertas… Que hacen los ayuntamientos

La gente que vive allí o quien tenga casa allí también se merece que cuiden su lugar de residencia o vacacional y que tengan seguridad si son capaces de llevarse hasta el león los suelos que hay que hacer tanto ruido y picar tanto un día acabarán agujereando una casa para entrar dentro y no se entera nadie

Los vecinos deberían denunciar tanto el abandono de la colonia del lugar en el que viven cómo su propia seguridad: quién dice que no a que un día pican un muro de su casa y entran: ya que son capaces de picar suelos enteros de habitaciones enteras y nadie se entera, nadie dice nada, nadie lo vigila…

Según el artículo 178 de la Ley 8/2010 de Régimen Local dice: “1. Les entitats locals tenen l’obligació de protegir i defendre el seu patrimoni. Per a això procuraran la seua inscripció registral i exerciran les potestats administratives i accions judicials que siguen procedents per a eixa finalitat. Qualsevol veí o veïna podrà requerir eixe exercici a l’entitat local interessada“.

Lo que está pasando es punible según la ley, tanto al expoliador como a los Ayuntamientos.

Spread the love