Sax acogio un viaje maravilloso por diferentes partes del mundo a través de la música, presentando los sonidos más identitarios desde una forma sinfónica.

El pasado domingo 4 de septiembre y como lugar elegido para la interpretación del concierto, la plaza de la Constitución de Sax, la Orquesta Sinfónica Teatro Castelar de Elda nos proponia una vuelta al Mundo a través de sus músicas. Música de Austria, Brasil, Eslovaquia, Argentina, Francia, República Checa, Rusia, Cuba y España formaban parte del programa.

 

Este concierto que estaba enmarcado, dentro de las actividades programadas, en la Campaña Orquestas y ensambles sinfónicos en municipios de la provincia de Alicante, que subvenciona la Diputación de Alicante y que contó con siete músicos sajeños, Joaquín Marco, a la trompa, Luis Sánchez, a la trompeta, Félix Herrero y Aarón Navarro, a los trombones, Adrián López, a la percusión, Rosa García, al violoncello y Pedro Herrero, en el oboeen un programa de lujo, bajo la batuta del director titular Octavio J. Peidró Padilla.

Pudimos escuchar una selección musical de composiciones de maestros, alejados unos de los otros en el espacio y el tiempo, tan singulares como, Johan Straus, Tom Jobim, Antonín Dvorák, Johannes Brahms, Carlos Gardel, Carmen Coppola, Maurice Ravel, Piotr Ilich Tchaikovsky, Arturo Márquez o el español Antonio Álvarez, para interpretar variados estilos desde la Bossa Nova al Vals, pasando por las danzas europeas, el tango argentino, el bolero francés, el danzón cubano, la tarantela italiana o el pasodoble español.

Comenzaba el viaje en Austria con la obertura El murciélago, desde Brasil la Bossa Nova, La chica de Ipanema, la Danza eslava número 2 ópera 72 nos llevaba a Eslovaquia, y a Hungría con la Danza húngara número 5, en Argentina bailamos a ritmo de Tango con Por una cabeza, y en Italia con un clásico del Padrino, Tarantella, en Francia pudimos disfrutar escuchando a solistas increíbles con el Bolero de Ravel, y nos fuimos a la República Checa para escuchar Tritsch Tratsc Polka, con el sonido de Trepak sobre un fragmento de “El Cascanueces” fuimos a Rusia, y con el Danzón a México, volviendo a España para escuchar Suspiros de España y fuera de programa pudimos escuchar un fragmento de la zarzuela Doña Francisquita. En resumen un increíble concierto donde no falto el sonido de las campanas del reloj de la torre de la iglesia, quien también quiso ser protagonista.

 

Spread the love