El fútbol no sólo se juega en el césped también desde las gradas de animación.

El fútbol es un deporte físico-táctico pero jugado por personas y por lo tanto también emocional. La parte anímica afecta y mucho al rendimiento deportivo por eso los futbolistas agradecen tanto el apoyo de la afición sobretodo en los momentos difíciles. Pues ese empujón anímico puede llegar a ser reconfortante en algunas situaciones del partido.

Desde la grada del Fondo Norte del Nuevo Pepico Amat, podemos encontrar en la grada de animación cada partido a una treintena de jóvenes y no tan jóvenes disfrutando y animando al unísono a su equipo, acompañados de todo el fondo e incluso a veces de todo el estadio.

El fútbol son también sus pequeñas historias de vida que hay ocultas dentro de este deporte de masas. En este grupo hay gente de todo tipo y de diferentes nacionalidades, hay varios argentinos entre ellos, hoy os voy contar la historia de uno de ellos.

Pablo Iglesias de Buenos Aires, un argentino aficionado de Boca Juniors que llego a Elda hace 16 años. Justo se vino a vivir a un piso muy cerca del antiguo Pepico Amat desde donde podía ver el estadio. En su balcón colgaba siempre las banderas de Boca, de Argentina y la bandera Española.

Pero él no iba animar desde su ventana al equipo de su nueva ciudad. Pues él venía de tocar en la 12 de Boca, el Fondo de Animación del Boca Juniors en Argentina.

Un día de partido se llevó al Antiguo Pepico su característico tambor de animar a Boca traído desde argentina con él y se unió a la grada de animación del CD Eldense.

En estos 16 años cantando y tocando ha influido en las canciones y la forma de animar del grupo. Por lo que se puede decir que son los Ultras más parecidos en la forma de animar, tocar y cantar a viva voz a los Barras Bravas argentinos.

Pablo tiene dos hijos que nacieron en Elda y les ha inculcado el amor por los colores del Eldense y de Boca. Los dos le acompañan a los partidos a animar.

Nunca le verás en un partido en ningún lance del encuentro insultando al Árbitro o algún jugador del equipo contrario. Él como debería ser el aficionado a cualquier deporte, desde la grada se dedica durante el partido animar a su equipo y sus jugadores sin cesar en las buenas y en las malas. Aúnque ello le cueste una lesión en la muñeca, si vas al Nuevo Pepico Amat escucharás su tambor sonar.

Nos cuenta que recuerda los altibajos que ha pasado el equipo durante estas casi dos décadas, cuando eran solo 5 animando al Deportivo. Y que ahora es una gozada tener a tanta gente en el Fondo animando al Equipo.

Que Elda Norte son un gran grupo que les gusta el fútbol, que se lo pasan muy bien animando y cantando a su equipo cada partido. Un chico que le dicen Jota junto a otros se encargan de la organización para ir a los viajes, de los instrumentos y banderas. Él con su trabajo no tiene mucho tiempo para poder ayudar en la organización del grupo.

Algunas de las canciones que cantan al ritmo de los tambores son:

-La gente nos pregunta quienes somos.
Y nosotros le decimos los Ultras del Eldense y nadie nos podrá parar.

-¡¡Te quiero Eldense!! ¡Lo lo lo lo!

-¡¡En el campo se oirá, ale ale el rugido de la grada, sentimiento azulgrana, ale ale que recorre toda el alma y el Eldense campeón, ale ale gran orgullo en toda España y aunque ganes o aunque que pierdas, ale ale Elda Norte está en la grada¡¡

-¡No me falles Eldense, yo nunca te fallado!

-¡Siempre te ánimo de corazón, los ultras nunca te fallan, hoy toca no fallar a la afición! ¡lo lo lo lo!

-¡El día que me muera, yo quiero mi cajón pintado azul y grana, como mi corazón!

-Deportivo ale ale, ale ale ale, Deportivo ale ale.

-¡Que bonito es, cuando salgo de casa, para ir al Estadio, animar a mi equipo!

-¡Eldense te quiero! ¡Te vengo a ver, Te vengo a ver Ascender!

-¡Que si joder, que vamos Ascender!

Y como no por último al final de cada partido junto a los jugadores y el resto del estadio cantan la última canción con aplausos ¡¡DE POR TI VO, DE POR TI VO, …!!

Spread the love