Hace 460 años, el 5 de junio de 1461, se consagró la Parroquia de Sax, y entre los objetos religiosos que se conservan, destaca un portapaz de aquella época, realizado en bronce dorado.

​El diccionario define al portapaz como una placa de metal, madera, marfil, etc., con alguna imagen o signos en relieve que, en las misas solemnes, se besaba en la ceremonia de la paz.

Por sus características, su origen puede ser un taller de Cuenca, en el segundo tercio del siglo XVI. Sus medidas son las siguientes: 23×11,5×6,5 cm. Carece de marcas, lo que es común en piezas realizadas en bronce.

La pieza se configura arquitectónicamente, a manera de portada o retablo de un solo cuerpo, rematada por entablamento con frontón triangular.

​El tema central lo constituye un relieve con la escena de la Deposición o llanto sobre el cuerpo de Cristo muerto, un tema muy arraigado desde época bajo medieval.

En el tímpano el Padre Eterno con los brazos abiertos y de perfil izquierdo, centrado por dos pequeñas esculturas exentas de la Virgen y San Juan, y sobre el mismo, y a modo de remate una crestería de tornapuntas y veneras encadenadas, que culmina con la cruz flordelisada y de cronología muy posterior a la hechura del portapaz.

​La cara posterior se estructura de manera similar, pero más limpia, decorada con ornamentación italianizante en relieve, con grutescos y candelieri, en los que figuran entre otros motivos bucráneos y triunfos militares. El asa o empuñadura adopta la apariencia de una fluida tornapunta vegetalizada. Todo ello según los prototipos renacentistas vigentes en España durante las décadas centrales del siglo XVI.

​El portapaz responde tanto por tipología y decoración a la primera mitad del siglo XVI, periodo durante el cual fue muy común la presencia en el campo central de temas relacionados directamente con la Pasión de Cristo.

El relieve muestra un adecuado juego de perspectiva, con diferentes planos y destacando las figuras principales en primer término a los que se las dota de una acentuada musculatura, muy acorde con las tendencias de mediados del Quinientos.

Spread the love
Share This