El pasodoble Idella se ha convertido en poco tiempo en el himno indiscutible de las fiestas de Moros y Cristianos de Elda. Y al igual que las fiestas de la ciudad zapatera, el himno a la fiesta tiene en su historia a dos sajeños ilustres.

La composición musical fue creada por el maestro Miguel Villar González, quien en 1983 se la regaló al sajeño Antonio Barceló Marco, festero de la Comparsa de Marruecos de Sax y uno de los fundadores de la comparsa Huestes del Cadí, quien, a su vez, donó la partitura de Idella a la Junta Central de Comparsas de Moros y Cristianos de Elda.

El pasodoble se estrenó el 27 de marzo de 1983 en el Teatro Castelar durante el tercer concurso extraordinario de música festera interpretado por la Unión Musical de Petrer, bajo la dirección del maestro Bartolomé Maestre Reus.

No fue hasta 1989 cuando la Junta Central de Elda decidió que esta sería la canción que abriría las fiestas, que por aquel entonces comenzaban los viernes. Fue un 2 de junio a las 17:00 horas cuando se interpretó la canción ante unas 500 personas dirigidas desde lo alto del castillo de embajadas por el agostense José Castelló, músico percusionista. Entonces no era una Entrada de Bandas al uso, de hecho, los músicos se marchaban en pasacalles, y no llegaban, como ocurre ahora.

Se aprobó como himno el 30 de mayo de 1991 y el 6 de junio del mismo año se interpretó por primera vez en la plaza del Ayuntamiento de Elda. Fue el sajeño José Díaz Barceló quien dirigió a los músicos subido en el Castillo de Embajadas. El de Sax, también dirigió “Idella” los años 1992 y 1993, siendo uno de los privilegiados en hacerlo tres años seguidos.

La actual letra de Idella es del periodista eldense Antonio Juan Muñoz, que cumple su treinta aniversario. Cada jueves en torno a las 21:00 horas en la Plaza de la Constitución cientos de músicos y miles de eldenses la interpretan con verdadera pasión para iniciar las fiestas más multitudinarias de la ciudad.

 

 

Spread the love
Share This