El pasado 22 de enero del 2020 AEGC denunció las condiciones en las que muchos guardias civiles habían tenido que hacer frente al temporal que asolaba el país. Casi un año después otro temporal, la borrasca Filomena, ha vuelto a dejar de manifiesto las mismas carencias. Un año ha tenido la Dirección General para dotar a los guardias de la equipación necesaria que les permita protegerse de las inclemencias meteorológicas: botas especiales, guantes, chaquetones de invierno, camisetas térmicas. Toda esta ropa de abrigo debería estar en la equipación de todos los guardias civiles, con independencia de donde estén destinados, ya que por nuestra movilidad hoy podemos estar en Canarias, pero mañana tener que prestar servicio en Soria, Burgos o Teruel. Si cada guardia contará con esta equipación hoy no tendríamos que denunciar que ha habido compañeros que han tenido que retirarse del servicio a causa del frio por no ir bien equipados con ropa para el frio y que muchos finalmente han causado baja por enfermedad y que también ha habido otros que han tenido que buscare la vida y pedir ropa prestada a compañeros.

Como ya denunciamos en el temporal del año pasado en AEGC seguimos sin comprender que el jersey de cuello alto, una prenda de abrigo para situaciones climatológicas como la que estamos sufriendo no se haya vuelto a incluir en el catalogado del vestuario o se haya suplido con otra prenda similar. Este año, como el pasado, hemos vuelto a salir a la calle en jornadas interminables, con un polo de manga larga por no tener un sencillo jersey de cuello alto que nos proteja del frio.

Pero en AEGC también queremos destacar la profesionalidad de todos los integrantes de la Guardia Civil. Algunos, como los destinados en el Centro Penitenciario de Aranjuez, con jornadas de más de 45 horas porque desde el viernes llevan encerrados en la prisión sin poder salir, sin tener relevo y en unas instalaciones que no están preparadas para que los guardias tengan que residir en ellas. Agravada además la situación por la falta de calefacción y luz. O los compañeros destinados en el Ministerio de Defensa que tampoco han podido regresar a sus casas después de prestar servicio, por estar Madrid incomunicado y han tenido que buscarse hotel para poder pasar estas noches. Hotel que han sufragado de su sueldo porque el Ministerio del Interior y la Dirección General no se ha preocupado por la situación en la que se encontraban los guardias que estaban prestando servicio. Una vez más los guardias cumpliendo y el ministerio NO.

En AEGC consideramos que hay situaciones que son perfectamente evitables si se actúa con previsión y una de estas situaciones son los temporales. Todos los inviernos los sufrimos por lo que no es lógico que todos los años tengamos que exigir a la Dirección que se dote a todos los guardias de equipación de abrigo. Hoy otra vez tenemos que volver a insistir.

Spread the love
Share This