La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil sigue sin levantar cabeza. A los problemas de falta de personal, que desde AEGC llevamos años denunciando, consecuencia de la pérdida de atractivo de la especialidad se suma también la falta de medios para poder realizar su trabajo de vigilancia de la seguridad vial de nuestras carreteras. La llegada del verano, las vacaciones y las fiestas estivales de nuestros pueblos hace que la Agrupación tenga que intensificar los controles de velocidad, controles sobre el estado de los vehículos, y sobre todo los controles para evitar el abuso del alcohol y las drogas al volante, incidiendo más en ellos los fines de semana ya que los movimientos y las salidas aumentan de forma exponencial. Para la realización de estos controles los agentes cuentan con unos equipos avanzados que agilizan mucho la detección de las sustancias y permiten realizar más controles en un servicio, algo beneficioso para todos los usuarios de la vía y, haciendo honor a la labor para la que fue fundada allá por el año 1959, auxiliar, proteger y velar por la seguridad vial salvando vidas en las carreteras.

AEGC ha tenido conocimiento que desde hace ya varios meses estos controles de detección de drogas en el organismo se han visto seriamente afectados por la falta de kits de detección, hasta el punto de no poder realizar controles, y tan sólo poder llevar a cabo los de detección de alcohol quedando las pocas pruebas de drogas disponibles sólo para realizarlas en casos muy excepcionales, como accidentes de circulación o que el usuario haya cometido una infracción grave para justificar su uso. Situación que, como ha detectado la Federación de Tráfico de AEGC, ya ha sido percibida por los conductores lo que ha trasladado a las carreteras una sensación de impunidad, por lo que se está perdiendo el “miedo” a consumir drogas y hacer uso del vehiculó. Por el contrario si se ha detectado una disminución en la ingesta de alcohol, o se consume de forma más responsable, ya que existe la conciencia de que los controles de alcoholemia son más usuales y en cualquier momento pueden ser requeridos para hacerlos.

Desde AEGC no podemos pasar por alto que el número de siniestros en las vías y el consumo de alcohol y drogas están íntimamente ligados ya que el consumo de estas sustancias están presentes en un alto porcentaje de estos siniestros, siendo responsable directamente del mayor número de accidentes. Por esta razón tanto la Dirección General de Tráfico (DGT) como la propia Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) anunciaron que aumentaran sus esfuerzos para evitar tales conductas y mejorar la siniestralidad evitando el binomio consumo de sustancias-volante, pero difícilmente los agentes de la ATGC pueden velar por la seguridad de los usuarios aumentando el número de controles para su detección si no se les provee de los medios necesarios, en este caso kits de realización de pruebas para la detección de drogas en el organismo.

En AEGC consideramos que la falta de estos kits no debe ser por falta de presupuesto ya que recientemente la propia Dirección General de Tráfico ha anunciado una gran inversión en más radares fijos, instrumentos que pueden contribuir a mejorar la seguridad vial pero que, a nuestro juicio, solo son un complemento de la labor que realizamos los hombres y mujeres de la Agrupación.

Spread the love