El Colegio Nuestra Señora del Carmen fue el punto de partida del Vía Crucis que llego hasta la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de la Asunción, al ritmo de las cornetas y tambores entre los que también se encontraban niños y niñas del mismo colegio, más de 200 escolares ataviados con las vestimentas de las cofradías sajeñas en versión más infantil.

 

Los policías, la cruz, los costaleros, las velas, los nazarenos, una Semana Santa muy jovial y divertida, que al ritmo de las marchas de procesión siguieron los niños y niñas desde los 3 años que siguieron los pasos de este Via Crucis, donde no faltaron oraciones y todo lo relacionado con esta costumbre que por segundo año consecutivo hacen grande a los alumnos de este centro religioso.

 

Las Túnicas este año han sido confeccionadas por las madres y profesoras del centro en tela simulando los atuendos de las cofradías sajeñas. Los metros de tela han sido un regalo de la empresa Athenea de Villena.

 

Colegio Nuestra Señora del Carmen de Sax.

El viernes 18 de marzo, por la tarde, llevamos a cabo el Vía Crucis dentro de las actividades que el colegio realiza en el periodo de Cuaresma.

A primera hora de la tarde fueron todos los alumnos a sus clases para ponerse las túnicas, representando las seis cofradías que hay en Sax, confeccionadas por mamás de alumnos del colegio con telas regaladas por la empresa Athenea de Villena y un familiar de un alumno del colegio, y los capirotes, hechos con cartulina y plásticos. Ya todos en el patio, organizamos el orden del recorrido, comenzando por dos niños, vestidos con el traje de policía y montados en dos motos; a continuación una cruz, franqueada por dos alumnos que portaban velas, el grupo de tambores formado por varios alumnos y padres del centro, y detrás un paso representativo de Semana Santa, seguido por el resto de alumnos distribuidos por cursos y en dos filas, iniciándose el Vía Crucis con la primera estación que se leyó en el patio del colegio, saliendo a continuación a la calle y parándonos, hasta llegar a la Iglesia, en  cada uno de los lugares que se había planificado para las estaciones que lo componen, leyéndose  por los alumnos los textos relacionados con cada estación, con canciones y el rezo del Padre Nuestro, acompañados por familiares de los alumnos que quisieron participar con nosotros.

Cuando llegamos a la Iglesia, entramos en el mismo orden el que habíamos realizado el recorrido y allí, se leyó la décimo quinta estación, la hermana Inmaculada, delegada de Pastoral del colegio, rezó una oración final y, todos juntos, cantamos “Mi Dios está Vivo”, dando por finalizado el Vía Crucis con unas palabras por parte de la hermana dando las gracias a todas las personas que han colaborado en la realización de la actividad, desde las que han regalado las telas, aquellas que han cortado y cosido las túnicas hasta el Ayuntamiento, policía local y grupo de tambores, en definitiva, al pueblo de Sax en general.

Con la realización del Vía Crucis y el paso por cada una de las estaciones, pretendemos mostrar a nuestros alumnos/as  el primer Vía Crucis, recorrido por Jesús de Nazaret por las calles de Jerusalén hasta el monte Calvario, enseñándoles una forma tradicional que tenemos los cristianos para seguir los pasos de nuestro Señor Jesús, rememorando su entrega total a los hombres, muriendo en la cruz y salvándonos de todos nuestros pecados. Les hacemos ver que, cuando revivimos el Vía Crucis no es para sufrir, sino para aprender del Amor que Dios nos tiene, ese Amor incondicional, el de dar su vida por nosotros, enseñándoles que Jesús nos amó y se dio del todo y que con su muerte pagó por todos nuestros pecados. Enseñarles que el Amor le hacía soportar todo aquello con una energía extraordinaria y hacerles comprender que el Amor es el gran secreto que nos acompaña en este camino y la llave que abre las puertas de la esperanza, del perdón, de la paz y de la única y verdadera alegría.

 

Spread the love