El pasado 8 de octubre la gente de AMIF Villena ponía rumbo al Camino de Santiago con 40 personas discapacitadas, entre ellas la sajeña Joaquina Agulló Ponce.

Es una nueva aventura y la gente de AMIF Villena (Asociación de Personas con Discapacidad Física de Villena y Comarca), comenzaba un año más el Camino de Santiago, que ha tenido un paréntesis más largo de lo normal por la pandemia.

La salida tenía lugar desde Villena, con una expedición de 40 personas entre personas usuarias y voluntarias, que pondrán rumbo a esta emocionante travesía inclusiva que los llevará a conseguir la compostelana.

El grupo realiza un total de 120 km con origen en el Faro de Corrubedo y fin en Santiago de Compostela, y recorrerá en 6 etapas en las que las personas voluntarias, profesionales y voluntarios/as podrán disfrutar de los paisajes y la naturaleza del entorno, sin olvidarnos de la gastronomía y de lo más importante, la convivencia y el compartir momentos únicos entre tod@s.

Sin duda una experiencia que no les dejará indiferentes.

Joaquina Agulló Ponce ya es una veterana en estos retos, en 2015 fueron de Sarria a Santiago, en el 2017 completaron el recorrido entre Roncesvalles y Logroño y, en el 2019, el trazado desde esta última localidad y Burgos, en este 2022, van a ser los primeros peregrinos con diversidad funcional en completar el trazado A Orixe. Pondrán así a prueba la accesibilidad del recorrido y se convertirán en abanderados, para que otros sigan su ejemplo.

Las especiales características de esta peregrinación requieren de un perfecto engranaje por parte de todos los caminantes, por cada persona en silla de ruedas hay tres o cuatro voluntarios ayudando. Disponen de un sistema de cinchas para tirar o frenar, según el caso.

Spread the love