La cucaracha americana (Periplaneta americana), roja y de mayor tamaño y actividad que la autóctona «Blatta Orientalis», está considerada como la plaga urbana más importante del sureste español. Es una especie muy abundante en la red de alcantarillado, donde encuentra refugio y alimento.

 

Como novedad, fruto de la mayor experiencia y en atención a las peticiones ciudadanas recibidas, este año, además de en la red general de alcantarillado, el tratamiento se realizará en las arquetas de registro individual de los edificios y viviendas emplazadas en las aceras, principalmente en la zona centro y aquellas calles con mayor sensibilidad y presencia de Cucarachas. Además, en estas zonas, se aplicará un gel insecticida, que cumple con el protocolo de Kioto, y tiene un efecto de desalojo o huida, de los insectos, prácticamente nulo.

En el momento de aplicación del insecticida, en los imbornales del alcantarillado se produce un efecto huida de algunos individuos que intentan escapar a su acción. Esta migración hacia «refugios más seguros» causa alarma social, al notarse una mayor presencia de cucarachas en la calle, en portales o viviendas. Al cabo de unos pocos días, la alarma decrece por la muerte de los individuos que han «huido». Aun así, con objeto de mitigar la alarma social, esta temporada, en los registros de las aceras y alcantarillado del centro urbano va a aplicarse un gel insecticida, que disminuye en gran medida el efecto huida de los insectos tratados.

 

Otra novedad, incluida en el servicio de control de plagas urbanas de este año, es la aplicación del producto raticida, sustituyéndose las tradicionales bolsitas de veneno que se tiraban directamente a la red, por bloques o pastillas, suspendidas por hilo de alambre, en los imbornales de los cruces de las calles. De esta manera evitaremos que tras episodios de fuertes lluvias las bolsitas desemboquen en el Río.

 

Para una mayor eficacia en el control de la plaga es MUY IMPORTANTE la colaboración de los ciudadanos y de las comunidades vecinales. Por ello ponemos en su conocimiento las siguientes cuestiones:

 

NO se debe echar restos de comida ni de aceite usado por el water o el fregadero. Nuestros restos son su alimento

 

Las comunidades de vecinos deben realizar tratamientos particulares de desinsectación, mediante empresas especializadas, en las instalaciones sanitarias de los edificios (desagües interiores, arquetas de registro, etc.)

 

Solo actuando de forma conjunta podremos obtener los resultados deseados y un mayor control sobre esta plaga tan molesta

Spread the love