El personal que trabaja en el centro entra sin control. Será que no se podrán infectar en sus casas…

Esta mañana acompañé a mi pareja al ambulatorio de la calle San Francisco a las 8 de la mañana para una infiltración que debían realizarle.

Se me denegó el acceso porque la normativa del Covid-19 impide el acceso a acompañantes, todo después de lavarme con gel y tomarme la temperatura, como al resto de enfermos que acudían. No obstante, esperé en la puerta sin problema.

Pero la sorpresa fue que el personal que trabaja en el ambulatorio y entra a las 8 no pasa estos controles, directamente entran sin control alguno. Será porque seguramente no se podrán infectar en sus casas.

Parece que los protocolos de seguridad se cumplen con unos sí y con otros no. Pues nada, entre todos lo conseguiremos.

Por: Juan Antonio Peregrín Muñoz

Spread the love
Share This