Finalizados los trabajos de sujeción en la pared que por causas de una fuga de agua se vino abajo en el jardín Fernando T. Maestre el pasado mes de abril. En el muro se ha incorporado un elemento histórico que se encontraba en la fachada del antiguo edificio de la casa abadía, conocida por la “Casa del Cura”. Se trata de una hornacina que data del año 1743 y cuya imagen parece corresponder a la Virgen del Pilar, esta información se está trabajando para confirmar la hipótesis referida.
La conservación de esta hornacina ha sido posible gracias a la custodia de D. Antonio Estevan, que tras los trabajos de demolición decidió recuperar esta pieza histórica que cuenta con 280 años.

El desprendimiento tenía lugar el pasado sábado 8 de abril, y fue acordonada por la Policía Local de la localidad,  el mismo Ayuntamiento de Sax anunciaba en sus redes socialesuna de las terrazas del jardín Fernando T. Maestre, tras romperse una tubería que ha dado lugar a un desprendimiento parcial por fuga de agua” el mismo consistorio decía en su escueta nota que “el Ayuntamiento ya ha contactado con el constructor de la obra para proceder a su reparación desde el próximo martes”, hablamos del mes de abril. 

Aun teniendo en cuenta el desprendimiento, el mismo consistorio autorizaba que se celebrase el mismo sábado 8 de abril el Día del Pueblo Gitano en Sax, que estuvo llena de actividades y actuaciones, todas ellas destinadas a festejar y reivindicar la cultura y la historia de este colectivo, y en esta zona tenían ubicadas carpas para esta celebración. También el fin de semana del 14 al 16 de julio, se realizaban las fiestas del Carmen, y en los días normales sin celebraciones el parking está plagado de vehículos, con el peligro que estos desprendimientos tienen.  

Esta obra, que se inauguraba en pasado mes de septiembre de 2022, constaba de dos fases. La primera, el acondicionamiento de la zona de aparcamiento en la calle Carlos Regino Soler y su conexión con la calle Picayo mediante escaleras, con una subvención de la Diputación de Alicante, a través del Plan + Cerca 2020, por un importe de licitación de 46.910 €. Y una segunda en la que intervenían los alumnos- trabajadores del Taller de Empleo Saxum VII en las labores de ajardinamiento, consolidación de las terrazas, mobiliario urbano y demás elementos que se han instalado en esta zona, que es un extraordinario mirador al valle. 

Una buena parte de las especies que plantaban en el jardín son autóctonas, muchas de ellas a petición del propio biólogo que da nombre a este nuevo espacio urbano. Según el consistorio decían que en este jardín hay una representación de árboles frutales como almendro, ciruelo, higuera o níspero, así como plantas aromáticas como savia o romero rastrero y los vecinos de la zona colaboraban con cajas nido para pájaros y dos hoteles para insectos. 

Spread the love