Como cada 8 de marzo en Sax se conmemoraba el Día Internacional de la Mujer para visibilizar a las mujeres y niñas de todo el mundo. Y también para reivindicar la importancia que tienen las mujeres a la hora de construir un futuro más igual y sostenible. 

La Plataforma Ciudadana Primer Sábado de mes de Sax, daba lectura al manifiesto del 8M en la Plaza de San Sebastián, con el convencimiento de que para avanzar en nuestros derechos es necesario encontrarnos y caminar unidas y unidos en nuestra diversidad, desde el respeto a nuestras diferencias y teniendo claro que todas y todos somos imprescindibles. 

 

Manifiesto 8M a quien daba voz Carmen Pastor López, edil del Ayuntamiento de Sax, “Hoy, 8 de marzo de 2024, Día Internacional de las Mujeres, queremos poner en el centro la gravedad de las situaciones de precariedad y vulnerabilidad que sufrimos las mujeres, especialmente las migrantes, racializadas, discapacitadas, trans, aquellas que ocupan los trabajos más precarios de nuestra sociedad. Este año, especialmente queremos recordar a las mujeres palestinas que sufren los horrores de la guerra y llevan años resistiendo a la ocupación israelí y la violación sistemática de los derechos humanos. Replantear la economía, el trabajo, la comunidad y la relación con nuestros territorios y el planeta, es hoy más urgente que nunca. Frente al individualismo y las guerras, cuidar el planeta y a quienes nos cuidan, atender a las personas más vulnerables y a nosotras mismas, preservar las redes comunitarias, y defender la paz constituye una reivindicación profundamente transformadora. 

Salimos a las calles, para celebrar nuestras conquistas y seguir exigiendo el avance en nuestros derechos sociales, económicos, laborales, etc. Porque los derechos de las mujeres son Derechos Humanos.

La plataforma ciudadana contra la violencia de género está comprometida con el cambio social que impulsa el feminismo. No podrá haber verdadera transformación si no se cuenta de manera esencial con las mujeres, con su participación y contribución. Las mujeres continuamos sufriendo los mayores niveles de desigualdad, injusticia social y violencia. Esta situación, no es compatible con una democracia real: “La democracia no lo es, si no considera a las mujeres, y a las personas más vulnerables, ciudadanas iguales y de pleno derecho”.

Las mujeres están más golpeadas por el desempleo, la brecha salarial, la temporalidad, la parcialidad, y su participación en la toma de decisiones de las empresas sigue siendo inferior”1. Denunciamos la situación de desigualdad que continúan sufriendo las mujeres y hoy más que nunca reclamamos un trabajo que suponga que mujeres y hombres trabajamos en igualdad, dignidad, libertad y seguridad: “Por ti, por mí, trabajo decente

El 8 de marzo es un recordatorio constante de la lucha incansable de las mujeres por la igualdad, la justicia y el reconocimiento en todos los ámbitos. Un aspecto fundamental es el papel en los cuidados que tradicionalmente nos ha sido asignado a las mujeres y que sigue sin valorarse ni reconocerse. Creemos que es imperativo que reflexionemos sobre la necesidad de reconocer y redistribuir equitativamente la carga de los cuidados. Reclamamos políticas que respalden la conciliación laboral y medidas que fomenten la igualdad en el hogar y en el trabajo.

En la educación también existe la brecha de género. Las mujeres suelen estar vinculadas a estudios académicos o formación relacionada con los cuidados, como son la enfermería, el apoyo doméstico, la limpieza, la enseñanza… Por esto, reclamamos que se fomenten las capacidades de cada persona, el acceso igualitario a una educación de calidad, desde la educación primaria hasta la formación profesional y universitaria, sin importar el género, como paso crítico para romper los ciclos de pobreza y desigualdad.

Para lograr avances significativos, es esencial que los gobiernos, las empresas y la sociedad colaboren en la implementación de políticas y prácticas que promuevan la igualdad. Solo entonces podremos alcanzar un futuro donde cada mujer, sin importar su origen o circunstancias, tenga la oportunidad de desarrollarse plenamente y contribuir al bien común.

No vamos a tolerar ni un solo retroceso. Los derechos de las mujeres no se negocian”.

 

También se llevaban a cabo, entre otros la exposición Playmobil Mujeres, seis escenas de mujeres famosas de la historia recreadas con las figuras de Playmobil. En el Teatro Municipal Cervantes se estrenaban una serie de videos conmemorativos sobre el día de la mujer realizado por los escoleres de los centros de la localidad. Y en el Teatro Cervantes se ofrecía la Obra “Invisibles” por Maracaibo Teatro, un evento de música, teatro, poesía, danza. 

Hay que recordar que el 8 de marzo fue proclamado el Día Internacional por los Derechos de la Mujer por la Organización de las Naciones Unidas en 1975. Desde entonces, es un día festivo por los avances que hemos conseguido en la historia y reivindicación por lo que nos queda por alcanzar en materia de igualdad entre mujeres y hombres en todos los ámbitos de la vida. 

Spread the love