Estados Unidos vivió este domingo 12 de junio en Orlando (Florida) uno de sus capítulos más oscuros. Un hombre de 29 años abrió fuego en una discoteca popular entre la comunidad gay, matando al menos a 50 personas e hiriendo a otras 53. Es el peor tiroteo múltiple registrado en la historia del país. Los primeros indicios apuntan a un único tirador, que murió abatido por la policía. El atacante, identificado como Omar Siddique Mateen, era un ciudadano estadounidense de padres afganos. El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) asumió la autoría del ataque, pero las autoridades estadounidenses señalan que no hay pruebas que respalden una conexión directa entre el grupo y el ataque. El presidente Barack Obama calificó la masacre como un “acto de terrorismo y odio”.

Por ello, «desde el Ayuntamiento de Sax se comunica que el martes 14 de junio a las 12:00 horas habrá una concentración de un minuto de silencio en la Plaza de la Constitución en solidaridad con las víctimas de Orlando y como repulsa a estas acciones Xenófobas e Incomprensibles. Está todo el pueblo de Sax invitado«.

Spread the love