La publicación ha sido coordinada por la Mayordomía de San Blas y editada por la UNDEF, Sax, fiesta y música es el título de esta novena edición de la colección Personajes de la fiesta, realizada en su totalidad en Sax, contando con la bibliografía de Alberto Cipollone, Profesor especializado en la investigación didáctica y en las nuevas metodologías, Gabino Ponce, Doctor en Geografía e Historia por la Universidad de Alicante y José Vicente Vaquer, Presidente de la Mayordomía de San Blas.

Esta nueva publicación de Personajes de la fiesta, dispone de más de 350 páginas, contando con los prólogos de Pepa Prats Presidenta de la UNDEF y José Vicente Vaquer, Presidente de la Mayordomía de San Blas, una idea que se forjó a mediados de 2016, y que verá la luz el viernes día 1 de diciembre de 2017, a partir de las 20:00 horas.

La colección de Personajes de la Fiestas iniciada por la UNDEF en 2005, ya tuvo como protagonista al sajeño, Joaquín Barceló Verdú, en el año 2013, y para este 2017, dedica la novena edición a otro protagonista, muy vinculado con Sax , el músico y compositor Miguel Villar, con el título de,  Sax, fiesta y música.

 

Pequeña Historia de Don Miguel Villar en Sax

Miguel Villar González,  dirigió diversas bandas, entre ellas la Sociedad Unión Musical y Artística de Sax, que gracias al carácter entusiasta y capacidad,  durante su periodo se consiguió duplicar el número de músicos ejecutantes hasta la cincuentena y aumentar el número de educandos. En 1967, gracias a la histórica renovación del viejo instrumental de diapasón “brillante” la Sociedad entraba en la modernidad técnica, donde se obtuvieron una serie de premios que engrandecieron aún más a la laureada Sociedad.

Su labor en la banda sajeña fue muy meritoria al transformar la pequeña banda rural dedicada a actuaciones festeras y veladas en una agrupación de prestigio cuyos objetivos principales derivaron hacia la interpretación de música sinfónica para conciertos.Una vez jubilado, en septiembre de 1978 fue despedido en un emotivo Homenaje. Nombrado Director Honorífico, tras instalarse en Gandía regresó a Sax en varias ocasiones y siempre se sintió muy vinculado a la Unión Musical. Recibió diversos homenajes como el de la Comparsa de Cristianos en 1995. Al año siguiente el Ayuntamiento le dedicaba una pequeña plaza con su nombre. Tan solo unas semanas después fallecería en Gandía.

Miguel Villar donó a la Villa de Sax su legado musical, que fue entregado a la corporación municipal por su familia para que su memoria siga viva en la memoria colectiva de los sajeños.

Su hijo Josemi Villar, también músico clarinetista, muy vinculado a Sax, fue quien gestiono todo su legado hasta que falleció en 2015, dejando el testigo a la nieta del maestro Villar, Ana Arnau, quien sigue con los vínculos de su abuelo.

Spread the love