La celebración del centenario del nacimiento del ilustre sajeño y bioquímico Alberto Sols, ha tenido un buen broche de oro a través de la importante figura de Federico Mayor Zaragoza, aprendiz y amigo del propio Sols que visitó Sax para ofrecer una conferencia, no sin antes visitar la Casa de Sols, y el Consistorio donde plasmó su firma en el libro de honor del Ayuntamiento de Sax y en el de la Mayordomía San Blas, además de dar una rueda de prensa previa. Así mismo recibió los libros del centenario de Don Alberto Sols, de manos del edil de cultura José María Espí, y el libro cómic de la vida de San Blas por parte del presidente de la Mayordomía de San Blas, José Vicente Vaquer, las insignias de Sax y la entidad festera  también lucen en la solapa de este ilustre conferenciante.

En la conferencia que pudimos escuchar el pasado viernes 3 de noviembre y que fue presentada por el alcalde de la Villa de SaxJuanjo Herrero, pudimos escuchar la importancia de la ciencia, de la investigación y del descubrimiento científico que es para Federico Mayor Zaragoza esencial para una sociedad que desea avanzar. La conferencia del ex ministro de Educación y Ciencia ha sido uno de los platos fuertes de este centenario.

En la conferencia “Ciencia y sociedad” que se llevó a cabo en el Salón de actos de la Mayordomía de San Blas, Federico Mayor Zaragoza dedujo que «el concepto ciencia y sociedad implica ciencia en la sociedad, de tal manera que esta sociedad bien informada sea capaz de influir en el gobierno y no al revés«, y continuó su deducción añadiendo que «desde la ciencia en sociedad llegamos a la ciencia para la sociedad, es decir, que se lleven a efecto las grandes prioridades sociales» y esto sólo se puede conseguir, según él, «si no actuamos como súbditos o espectadores, sino participando como ciudadanos educados que se comportan en virtud de sus propias reflexiones«.

El ex ministro de Educación y Ciencia señaló los tres objetivos que a su juicio debe cumplir la comunidad científica. Por un lado, informar objetivamente de tal forma que produzca emoción, pues según él, «la divulgación es un arte, la simplificación de lo complejo sin perder su naturaleza«. Otro punto es aconsejar científicamente a los que toman las decisiones, de manera que «la prevención sea la base fundamental«. Por último, dijo que se debe enseñar a mirar de otra manera, de forma que «se sea capaz de ver aquello que falta, de saber ver los invisibles, ya que sólo se hace una buena transmisión del conocimiento cuando además de lo extraordinario, se ve lo ordinario«. En el mensaje final recalcó la idea de que «debe fijarse como inculcar la unión de la comunidad científica y académica a la sociedad civil, única manera de que logren ser dueños de su destino«.

Federico Mayor Zaragoza, en la actualidad, es presidente de la Fundación para una Cultura de Paz,  pero también ocupó los cargos de director de la UNESCO, ministro de Educación y Ciencia, rector de la Universidad de Granada además de uno de los artífices de la creación del Centro de Biología Molecular o presidente de la Iniciativa Europea para la Ciencia, entre otros.

Spread the love