El obispo diocesano D. Jesús Murgui presidió una solemne misa en la que el sajeño José Moya  y Pablo Cremades fueron ordenados sacerdotes, con la recepción de este sacramento, estos dos jóvenes “se incorporan a la acción salvadora de Cristo” para que “miles de personas se encuentren” gracias a ellos “con la vida que Dios quiere regalar”.

Ante numerosos familiares, fieles y sacerdotes de toda la diócesis, los dos jóvenes han prometido su deseo de servir a la Iglesia a través del ministerio sagrado, a la vez que se han comprometido a rezar la liturgia de las horas, vivir en obediencia y castidad. Los sacerdotes presentes interpusieron las manos sobre la cabeza de los nuevos presbíteros, después que postrado rostro en tierra, imploraron la protección de los santos y la imposición de sus vestiduras litúrgicas en la que ambos han estrenado su nuevo ministerio.

Jose Moya 1

Por su parte, el sajeño José Moya  presidió el domingo por la tarde su primera eucaristía de acción de gracias. Desde el pasado 8 de junio ondea una bandera blanca en la torre del campanario de la  Iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Sax, y es que el sajeño y neopresbítero en la Basílica de Santa María  de Elche, José Moya Payá, fue  ordenado sacerdote el 1 de julio en la Concatedral de San Nicolás, la ceremonia, que dio comienzo a las 11:00 horas, estuvo presidida por el obispo diocesano D. Jesús Murgui, así como los familiares, amigos y sacerdotes que acudieron desde todos los puntos de la provincia para acompañar a estos diáconos en su paso definitivo hacia el presbiterio.

Joase Moya 2

 

José Moya Payá, con 24 años y nacido en Sax, se decidió por el sacerdocio a los 12 años a raíz de una visita a su primo al propio Seminario. “Aquel día, a raíz de un video vocacional que prepararon para ese año, descubrí en la alegría y en la cercanía de Dios de los seminaristas, que Dios me llamaba a ser sacerdote” explica José. Para él este sábado será “un día muy especial”. “Seguramente con muchos nervios intentando ser consciente del regalo tan grande que Dios me va a dar” añade.

Spread the love