Cumplir con la normativa vial es fundamental, no sólo para evitar sanciones, también para que vehículos y peatones puedan circular con seguridad. Pero en ocasiones, por muy precavido que se quiera ser, se puede llegar a cometer una infracción si la Administración no ha velado porque la señalización esté en óptimas condiciones. Esto suele pasar de forma más o menos habitual con el estacionamiento en esta zona. De ahí la importancia de una buena Información a la hora de evitar multas y sanciones.

Reportamos comentarios y quejas que nos hacen llegar algunos vecinos afectados:

“Siempre se nos ha informado mediante un aviso unos días antes. No sé por qué esta vez no se ha hecho. Yo soy propietario de dos vehículos y cuando he llegado a casa me he encontrado que tengo que pagar 160 euros. No me parece justo, puesto que en el resto del pueblo se aparca como a cada uno le da la gana”

“Las señales están en muy mal estado e informan poco. Yo llevo tal cacao que no sé si tengo que cambiar de acera en la calle de arriba o en la de abajo a principio o final de mes. El caso es que cada 6 meses me endolsan la multa”

“A mí me niegan el contravado para poder sacar mi vehículo, porque dicen que no hay ordenanza regularadora sobre esto. Hoy no he querido aparcar donde correspondía por no cortar la calle y dejar a los vecinos sin poder utilizar su coche. Me ha caído la multa

La señalización que prohíbe aparcar o cambiar el lugar de hacerlo, debe estar en buen estado, ser visible, legible y accesible.

Si no se cumplen estos requisitos se entiende que la prohibición de aparcar no está bien señalizada. Por lo que es posible recurrir para que la Administración anule la sanción.

Spread the love