Las obras se han terminado, sin embargo, el centro no está limpio y los materiales se acumulan en los pasillos y aulas.

El día 23 de diciembre el Ayuntamiento recepcionaba las obras del CEIP Cervantes. Pese a que es una gran noticia para la comunidad educativa de nuestro municipio, el Grupo Municipal Socialista quiere denunciar una falta de coordinación y de previsión del Equipo de Gobierno y que ha puesto en peligro la ejecución y el cobro de la subvención otorgada por Conselleria dentro del Plan Edificant.

Esta falta de coordinación ha hecho que la empresa adjudicataria tuviera que ir a trancas y barrancas, terminando los trabajos de forma precipitada y sin orden ni concierto (asomarse a la obra el día 23 por la mañana era como estar dentro del Camarote de los Hermanos Marx). ¿Por qué tanta prisa? Pues esta aceleración era debida a que la obra debía estar terminada y justificada antes del 31 de diciembre de 2020. De no estarlo, la Conselleria no abonaría el dinero y se perdería lo no certificado y, por tanto, no justificado por la empresa. Hay que tener en cuenta que las fechas no eran las más adecuadas para acelerar un proceso administrativo y por lo tanto había que correr para que diera tiempo a tramitar todo el papeleo.

¿Cómo es posible que después de un año y medio de legislatura hayan tenido que acabar la obra in extremis y con tantas improvisaciones?

Otra prueba de la desorganización que reina en el Ayuntamiento ha sido también la convocatoria de Juntas de Gobierno Local Extraordinarias y Urgentes, algunas a las siete y media de la tarde, con menos de media hora de antelación del aviso, para aprobar deprisa y corriendo las certificaciones o los precios contradictorios que iban surgiendo sobre la marcha y por el avance descontrolado de la obra. Unido todo a la presión que ejercían los concejales en la recta finalísima de la obra, cuando no quedaba tiempo de maniobra.

Todo esto con escasa o nula coordinación con la Dirección del Centro y el AMPA.

Si ese empujón que han forzado lo hubieran hecho cuando debían no estaríamos en la situación actual, en la que vísperas de Reyes los padres de los alumnos tuvieron que ir a limpiar y organizar el centro. Al final el mal tiempo les ha dado algo de cuello y las clases están suspendidas hasta el lunes, igual así el colegio se termina a tiempo para que los alumnos se reincorporen con seguridad y salubridad a las clases.

Y todo esto después de que el gobierno encabezado por el PSOE en la anterior legislatura les dejara 1.097.000 euros para las obras del colegio Cervantes. Obras que han concluido en el último segundo del partido y con penalti precario, después de un año y medio de legislatura. ¡Para felicitarles, vaya!

 

Spread the love
Share This