Las actuaciones llevadas a cabo por la Concejalía de Parques y Jardines, forman parte del arreglo y puesta en valor de la zona ribereña urbana del río Vinalopó, a su paso por la localidad  total unos 100.000 metros cuadrados, en lo que se está convirtiendo en una de las zonas con más afluencia y mayor esparcimiento de todo el municipio. En este caso los trabajos de mejora consisten en la poda y restauración de los 140 ejemplares de pino carrasco situados en el entorno de la finca el Molino.

Estos árboles de una altura aproximada de más de 15 metros y con una edad que sobrepasa el medio siglo se le están recibiendo una poda de eliminación de ramaje seco y de descarga de peso en las ramas para evitar riesgos de fractura. También se talaran aquellos ejemplares con riesgo de inclinación evitando los peligros de caída. Estos trabajos se realizan dentro de su época adecuada y los realiza la empresa de jardinería de zonas verdes de la localidad. Se utiliza una plataforma elevadora y mediana la técnica de trepa en los casos que así lo requieren. Los restos de poda se trituran  en la propia pineda y formarán parte del suelo aportando nutrientes y abonos naturales convirtiendo de esta manera el residuo en un recurso, siendo esto un claro ejemplo de economía circular.

Así mismo se está desbrozando limpiando todo el perímetro de la finca el molino, aunque se van a mantener algunas islas de vegetación arbustiva para que sirva de refugio a las colonias existentes de Erizos, Lagartijas e invertebrados. Se recomienda a los ciudadanos que durante la duración de los trabajos que se alargarán hasta mediados de marzo, que por su seguridad no accedan al lugar.

El Ayuntamiento de Sax se vio obligado a pagar 1.640.000 euros por la expropiación de la Finca El Molino, situada a las afueras de la villa sajeña tal y como dicta el fallo el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. La sentencia se produjo el pasado 24 de febrero y no ha obtenido recurso por parte de la familia o del Ayuntamiento, por lo tanto el Ayuntamiento de Sax debe hacer frente a este pago convirtiéndose en el propietario de esta finca.

La finca El Molino, que  arrastra una historia trufada de intereses económicos y políticos, que fue motivo, hace ya casi dos décadas, de una riña entre la ex alcaldesa popular María Frutos Barceló y su sucesora en el cargo, la socialista Ana Barceló. En la legislatura en la que fue alcaldesa por el grupo Popular, María de los Frutos Barceló, se aprobó en pleno la compra de la finca por unos 450.000 euros, por lo que se construyó incluso una pista polideportiva en una parcela de la finca que hoy en día está totalmente abandonada.

Spread the love