El árbol más singular de esta zona de Sax, ha vuelto a sufrir unos daños injustificados a través del tractor desbrozadora que realiza trabajos para el consistorio sajeño.

Se trata de una planta arbustiva que ya supera un porte arbóreo de cinco metros de altura. Una especie adaptada a suelos salinos, propia de las orillas de humedales y cursos de aguas salobres.

Esta especie denominada Taray Tamarit con su nombre científico Tamarix callita, da nombre a la zona donde se ubica y florece entre febrero y mayo, siendo sus flores de blanquecinas a rosáceas. Además, sus hojas presentan glándulas especializadas en la secreción de sal, expulsando el exceso de esta por medio de microgotas. Es una especie de amplia distribución y con múltiples usos en jardinería como es la formación de setos y elementos de sombra o como simple elemento decorativo.

Otra ventaja añadida es que son bastante piroresistentes por lo que nos ayudan a prevenir incendios forestales y a combatirlos una vez se producen.

Este es uno de los pocos ejemplares que se ubican por la zona, y debería de ser protegido, en vez de ser mutilado por una máquina sin piedad. Esta planta se halla en el itinerario que discurre por el camino de Murcia, justo frente a una pinada que pertenecía a la desaparecida balsa de Valdes. Es sin duda un magnífico ejemplar que quizás sea el de más edad y mayor porte de los existentes en el término de Sax, a pesar de que el viento lo ha despojado de algunas de sus mayores ramas, cuyas cicatrices saneadas pueden observarse junto a viejos nidos de pájaros, ha sido la máquina desbrozadora contratada por el Ayuntamiento de Sax la que ha mutilado de sus ramas más cercanas al camino de Murcia.

Este tipo de ejemplares por su singularidad, historia natural y patrimonial deberían de llevar una gestión de restauración y catalogación, y no permitir que año tras año reciba semejante trato. Ahora dejamos el testigo en manos de nuestros políticos, que son los que tienen la llave.

Spread the love