Según los investigadores, la pareja salió a cenar y mantuvo una fuerte discusión, donde la mujer fue presuntamente asesinada por un fuerte golpe en la cabeza. El cadáver sin vida de la chica de 35 años se halló, en una casa abandonada, a varios kilómetros de Villena. El supuesto homicida confeso supuestamente los hechos tras ser detenido.

 

Cientos de personas se concentraron a las doce de la mañana en la plaza de Santiago de Villena para mostrar su dolor y repulsa por el asesinato de la villenense, M. E.D., de 36 años de edad a manos de su pareja, en la madrugada del martes al miércoles.

 

Los concejales de la corporación municipal, junto a componentes del Consejo de la Igualdad y militantes de colectivos feministas locales, así como el presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera desplegaron la pancarta “Contra las violencias machistas”.

 

El alcalde de Villena, Javier Esquembre, leyó un comunicado mostrando el apoyo de la ciudadanía a la familia, dándoles ánimo. Asimismo, indicó que “sea el silencio el aguijón que nos comprometa a levantar valores de diálogo, compresión, respeto, y nos ayude a rechazar indignados e indignadas no sólo este asesinato, sino las cotidianas denuncias machistas, humillaciones, bromas tontas, que son caldo de cultivo de estos horrendos crímenes”

 

Villena unida en el dolor mostró su repulsa a los crímenes machistas, con cinco minutos de silencio, un silencio roto por un largo aplauso de ánimo a la familia.

 

El presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, subrayó la necesidad de las instituciones públicas de trabajar por una sociedad igualitaria y sin violencia. En este año han sido 54 las mujeres asesinadas a manos de sus parejas.

 

La joven madre de dos hijos menores de edad, fue hallada muerta con signos de violencia, en una casa abandonada ubicada en la vía de servicio de acceso al Círculo Agrícola Mercantil, frente a la autovía del Mediterráneo. La Guardia Civil encontró el cuerpo tras recibir una llamada, del presunto autor de los hechos, J.C.H.E., español de 37 años, al teléfono de emergencia 112 alertando de suceso. El hombre aseguró a los agentes que la noche del martes había discutido con ella, quien decidió bajarse del coche en ese punto. A la mañana siguiente, ante las insistentes llamadas de JCH, y al no obtener respuesta, decidió ir a buscarla al lugar donde la había dejado.

 

El sospechoso de este nuevo caso de violencia machista permanece aún detenido y está previsto que pase a disposición judicial entre hoy y el próximo lunes.

 

La Guardia Civil le detuvo ayer tras confesar que había golpeado a la mujer varias veces con una piedra.

Spread the love