La empresa que se encarga de los servicios de recogida de residuos urbanos, limpieza viaria y gestión del ecoparque, recoge diariamente cientos de residuos depositados fuera de los contenedores. Al año, la cifra asciende a varias toneladas de basura situados en la vía pública, lo que provoca que la imagen de los enclaves más visitados de la localidad se vea ensuciada y dañada. Esto ha conllevado a la reacción por parte de la Concejalía de Limpieza del Ayuntamiento de Sax, que va a poner en marcha, algunos expedientes sancionadores por tirar indebidamente la basura en los contenedores. Los principales orígenes de estas infracciones se encuentran, concretamente, en depositar la basura fuera de los contenedores y hacerlo en otro horario distinto al estipulado para ello, así como también por realizar las necesidades fisiológicas en lugares indebidos.

Estos expedientes sancionadores podrán ser recurridos por los ciudadanos, pero en la inmensa mayoría de los casos acaba convirtiéndose en una multa. Según la Ordenanza municipal de limpieza y ornato público y gestión de residuos del Ayuntamiento de Sax, las infracciones por dejar la basura fuera del contenedor o depositarla en un horario diferente al fijado, consideradas como leves, conllevan el abono de una cuantía de alrededor de 100 euros. La reincidencia de estas faltas leves en el plazo de dos años las convierte en graves, por lo que la aportación a abonar puede subir a entre 700 y 1000 euros. Los largos días de fiesta vividos, estas Navidades también han servido para evidenciar, una vez más, la falta de cuidado en la forma de tirar la basura, que se repite cada vez que hay una jornada festiva en el transcurso de una semana. Contenedores a tope, bolsas de basura tiradas en pleno casco histórico, malos olores y personas haciendo un mal uso de las calles, depositando en ellas sus orines. Una nefasta combinación para la imagen de la localidad, y que se repite en demasiadas ocasiones a lo largo del año.

Desde la concejalía de Residuos y Limpieza Viaria insisten en hacer un llamamiento a la responsabilidad ciudadana para atajar este problema de una vez por todas, se anima a la ciudadanía en este proyecto, es un problema insostenible desde el punto de vista económico, ya que el consistorio lleva gastado miles de euros en la recogida de docenas de toneladas de residuos incontrolados y  las más de 4.000 toneladas que se generan en Sax, deberían de ir separados, así nos solo se ahorraría en costes, si no que con el reciclaje el municipio recibiría ingresos, que se podrían invertir en el bienestar de Sax.

Sax gasta 240.000 euros al año por el tratamiento de sus residuos en la planta de reciclaje, 160.000 euros limpieza viaria, y 180.000 euros en la recogida de basuras. Cada habitante genera casi 400 kilos de residuos al año, de los cuales la mitad son material orgánico, y la otra mitad son materias varias papel, embalajes, plásticos, vidrio, que ya se pueden incorporar a los correspondientes contenedores de recogida selectiva.

Spread the love