Por género, en este mes de octubre ha disminuido el desempleo masculino en 11 persona y el femenino por el contrario ha aumentado en 10 desempleadas, situándose la tasa femenina en 625 más elevada que el sector masculino donde la tasa de paro se sitúa en 356. Se insiste desde las instituciones en conseguir que la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito laboral y social sea un hecho, debemos seguir insistiendo en que la desigualdad que hay entre los dos géneros sea menor y que la brecha salarial disminuye y sea una realidad. Con estos datos se sigue demostrando el carácter estacional y precario de nuestro mercado de trabajo, situando la tasa en el municipio en 981 personas

Por sectores más afectados por el paro, son en servicios 427, industria 355, sin actividad económica 119, construcción 53 y agricultura 27, sumando 981  los desempleados, entre los que 569 son mayores de 45 años, 337 de edades entre 26 y 44 años, y los menores de 26 años completan con 75 el número total de desempleados. Tanto por sectores, y edades el desempleo femenino es superior al masculino.

A pesar de la bajada del desempleo en nuestra localidad, se cree necesario una mejora de la calidad en el empleo y de las rentas del trabajo, es fundamental  consolidar un proceso de crecimiento económico para todos. Con este modelo laboral, estamos creando unas bases débiles que nos van a llevar a una nueva crisis y a una sociedad más pobre en el futuro. El descenso en las prestaciones por desempleo no sólo es consecuencia del menor número de personas desempleadas (a veces que ni siquiera encuentran un empleo y pasan a la inactividad por efecto desánimo, sin protección), sino sobre todo del endurecimiento de las condiciones de acceso a las prestaciones, del agotamiento de los periodos de prestación contributiva por la extensión de la situación de desempleo, del descenso del número de beneficiarios y también de las menores cuantías medias recibidas.

Spread the love