En Sax los centros educativos de infantil, primaria y secundaria, celebraran esta fiesta que tiene su origen a la época de los Celtas en Irlanda, cuando estos celebraban el regreso de los espíritus al bosque.

Entonces la gente utilizaba nabos, uno de sus principales cultivos, para hacer unas lamparitas con las que iluminar su recorrido por el bosque. Cuando los irlandeses emigraron a Estados Unidos se llevaron consigo esta antigua tradición y con el tiempo pasaron a usar calabazas, que eran más duraderas.

Ahora los centros educativos de Sax, y sus alumnados desde los más pequeños a los mayores celebran esta fiesta “terrorífica” en la que se preparan, exposiciones de calabazas, cuentos, manualidades, músicas, juegos, actividades, baile, concurso de disfraces y hasta un espeluznante pasaje del terror, todo ello para celebrar, Halloween.

Spread the love